Todos deseamos tomar un periodo de descanso o vacaciones,  para hacer lo que indudablemente no podemos,  durante el tiempo que destinamos al trabajo.

Desconectar de la rutina en  Vacaciones,  poder disfrutar de viajes, familia, amigos, relajar horarios, evadir obligaciones,   indiscutiblemente alivia la presión a la que nos vemos sometidos casi todos los días del año.

Pues bien, una cosa es desconectar y relajarse, pero otra bien distinta es «grotesquear«. Lamentablemente algunas personas utilizan estos periodos de vacaciones, para relajar tanto las formas y maneras, en todos los sentidos, que comienzan a invadir el descanso de otros, molestando a los  que pretenden  tomar y usar ese tiempo, con cierta calidad.

Entre este grupo de personas, se  abandona desde la forma de vestir apropiadamente para cada ocasión, se  relaja el aseo personal y no se respeta  las mínimas normas de educación en museos, monumentos, plazas, calles, playas, montaña, restaurantes, chiringuitos y mas aún en Hoteles.

Creo que no se es del todo  consciente,  de todos los puntos a los que  puede afectar negativamente esta forma de comportamiento. En un pais como España, cuyo PIB casi se basa en servicios y el turismo sigue siendo la principal fuente de ingresos, toda la suma de los detalles anteriores, solo resta y todo lo que no  sea capaz de  sumar, no lleva a ningún lugar.

Al margen de Voces y ruidos estridentes, música a «Toda Pastilla» en cualquier lugar y hora, las normas de educación, de saber estar y de comportamiento cívico deberían de seguir presentes tanto o mas que en nuestro ambiente cotidiano, puesto que  estamos visitando lugares, que nos acogen como invitados especiales.

Como todos los años se repiten las mismas anécdotas, he seleccionado los 10 motivos por los que nunca se debería perder un mínimo de elegancia, incluso cuando se está de vacaciones:

  1. Respetar el descanso de los demás, nadie se encuentra con el derecho de molestar, incordiar e interrumpir el descanso de otras personas. Si una persona decide ir a disfrutar de música o prefiere ruido, ya se encargará de ir a una discoteca, pub, fiesta patronal o zonas destinadas a esos tipos de eventos. Mientras tanto el descanso debería ser un valor intocable.
  2. Vestir con un mínimo de corrección para cada momento, no es lo mismo estar en la playa, que estar caminando por un paseo marítimo. Es exactamente igual ir a comer a un  buen restaurante en vacaciones, que comer en un chiringuito playero. Si por nuestras ciudades,  no vamos en chanclas y bañador, por que se hace para ir a un museo o monumento. Estos mínimos ejemplos, pueden ayudar a comprender que hay que vestir con un mínimo de corrección, para cada situación o  quizás por convertirnos en turistas tenemos derecho a todo.
  3. Siempre usar camiseta, polo o camisa, aunque se tenga un cuerpo impresionante y unas ganas tremendas de lucirlo, usar una prenda que cubra nuestro torso, siempre será sinónimo de  buena educación. Salvo que estés tomando un baño o tumbado al sol, esta mínima norma de buen gusto, se debería aplicar siempre.
  4. Cuidar el aseo personal mas aún, posiblemente tengamos que hacer colas en aeropuertos, estaciones de tren, entradas a museos, hoteles y estar rodeados de muchas personas. En ocasiones puede llegar a ser  muy desagradable e insufrible ,  estar junto a otra que ha descuidado el aseo personal. Hasta en algo tan íntimo , tenemos que saber respetar a los demás.
  5. Saber controlarse en lugares públicos, el exceso de entusiasmo que se produce cuando se viaja en grupo  o familia, pongamos el caso de estar  comiendo en un restaurante, pernoctando en un hotel o viajando en avión, puede crear situaciones en  que las risas, cánticos o voces provoquen importantes molestias a  personas que nos rodean. Divertirse en grupo es impresionante, pero lo es aún mas,  saber cuando es el momento de relajar determinadas situaciones. Tengamos presente, que no todo el mundo esta contagiado de nuestra felicidad y que posiblemente tampoco les importe demasiado, necesitan descanso o dormir.
  6. Respetar el silencio en las zonas de alojamiento, no existe situación mas desagradable y a su vez  violenta, que tratar de dormir y no poder hacerlo, porque un grupo de personas este haciendo ruido, hablando en voz alta, vociferando  o con música fuera de control. Se esté pernoctando donde se esté, hay que aprender a  guardar un respeto exquisito por los horarios, es imposible saber quien está a nuestro lado y lo que necesita en ese momento.
  7. Potenciar la imagen del País, en mayor o menor medida el turismo tiene un peso importante en muchos países del mundo. Tenemos entre todos la obligación de mimar esta industria, aportando lo mejor  a nuestros visitantes, tal y como nos gustaría que lo hicieran con nosotros mismos, cuando visitamos otras culturas. Que se marchen con la imagen equivocada, genera automáticamente  comentarios cargados de conceptos negativos y muy probablemente nos cueste una buena cantidad de ingresos, de turistas que no vendrán.
  8. Cuidar el entorno como visitantes, a nadie nos gusta visitar un entorno sucio o descuidado, mas cuando llevas unas expectativas determinadas sobre el lugar. De la misma forma que no te gusta ver un monumento lleno de basura, cuida con esmero tu visita a ese lugar en concreto. Todos te lo agradecerán.
  9. Dejar huella positiva por donde vamos, casi nunca recordaremos aquella persona,  que nos hizo la vida imposible durante nuestras vacaciones, pero siempre quedará en la memoria, aquella pareja o familia con la que fué una autentica delicia compartir unos días de diversión y descanso. Dejar huella positiva en  otro ser humano, es un concepto inigualable en la vida.
  10. No devaluar la imagen de tu Nación, si tanto orgullo sentimos por nuestra comunidad, pais o nación. Cuando viajamos fuera de nuestras fronteras, se hace casi de obligado cumplimiento, dejar una esencia positiva por donde vamos. De alguna forma nos convertimos en representantes de nuestra comunidad. Cuando un grupo de turista esta cerca de nosotros, rápidamente sabemos la nacionalidad y de forma automática, los relacionamos con los tópicos de su país de origen. Que hablen bien o mal del nuestro, esta en nuestras manos y sobre todo en nuestras formas. En tus viajes fuera de tu  país,  siembra lo que quieras recoger para el.

¿Piensas que deberíamos indicar algo mas?