Por Elena Valor

Cuando hablamos de Imagen, Marca Personal, Estilo Masculino… nos viene a la mente un hombre elegante, atlético, seguro de si mismo y económicamente desahogado… ¿verdad? Pero la mayoría de los caballeros no responden a los cánones de belleza que nos dictan los carteles promocionales.

Reconozcámoslo: todos hemos tenido un amigo (no demasiado agraciado a nuestro modo de ver) que arrasaba con las chicas. Siempre podemos decir eso de “Yo de hombres no entiendo”, pero los hechos cantan, el “feo” conquistaba a la chica más guapa sin que entendiéramos por qué.

¿Os desvelo alguno de los secretos de los “Irresistibles”?

En realidad la cosa es más sencilla de lo que parece. Las mujeres somos bastante predecibles, a pesar de la fama que tenemos. ¿Qué hace que un hombre nos parezca irresistible?

Hay varios aspectos que hay que tener en cuenta:

Aspecto físico: No nos morimos por alturas de 1’90  (bueno… un hombre alto siempre es más “vistoso” ¿No pasa eso con las modelos?) pero sobre todo, un aspecto limpio, bien oliente, que se note que no se dedica a una vida sedentaria y está en buena forma, que se preocupa de sus uñas, cabello, barba, que lleva prendas de calidad sin ninguna ostentación,… nos gusta a todas.

El cuidado personal indica atención en otros ámbitos, pero ¡ojo! Los señores especialmente pulidos nos desagradan.

Salud, higiene, descanso, ejercicio, comodidad y discreción. Seis aspectos claves que no podemos ignorar al hablar de Imagen desde un punto de vista físico.

Sonrisa y cortesía claves del hombre irresistible

Pero tanto o más importante que el físico son las formas de expresión: modo de hablar, tono de voz, contacto visual, sonrisa franca, actitud cortés, aplomo,…

¿Cuantas veces, sin saber por qué, nos encontramos con gente que no es especialmente agraciada y sin embargo resulta muy atractiva?. O al revés, un hombre guapísimo que cuando abre la boca, todo el encanto se desvanece.

¿Qué nos enseña esto? Pues buenas noticias para los que no ganaríamos nunca un concurso de belleza: Lo que nos hace irresistibles, tanto a hombres como a mujeres, es un conjunto de aspectos donde el que tiene mayor peso es el modo en cómo nos comunicamos con los demás.

En próximos post hablaremos de las claves para comunicarnos mejor, pero de momento me gustaría reflexionáramos sobre cómo nos comportamos, que tono de voz tenemos, ¿miramos a los ojos cuando hablamos con alguien?, ¿le prestamos atención? ¿sonreímos?,…

Si queremos gustar a los demás, empecemos a preocuparnos por estos “detalles” que desde el primer momento están diciendo mucho de nosotros.

¿Te gustan estos temas? ¿Imagen, Comunicación y Protocolo?, date una vuelta por mi web:

-Ver la web de Elena Valor Comunicación- dónde, además de llevarte un obsequio, descubrirás como construir una sólida Marca Personal y proyectar esa Imagen que deseas. ¡Te espero!