Cuando vistes con traje y corbata muestras tu elegancia personal. La corbata es el complemento de moda encargado de poner el acento de fuerza y color en tu atuendo, mostrando tu toque personal en el conjunto, no importando que utilices los tradicionales trajes grises, negros o azules, o las camisas blancas, azules, cremas, …

Por este motivo la elección puede ser inquietante y hemos decidido ayudarte con unos detalles importantes que te facilitarán la decisión:

  • La proporción: para decidir el ancho de corbata más conveniente, cuando lo más habitual es alrededor de 8 centímetros, debes tener en cuenta tu altura, peso y el ancho de las solapas de la americana. Un hombre bajo y delgado resultará favorecido por unas solapas estrechas y una corbata de unos 7,5 centímetros. Por el contrario, un señor más alto o robusto, se verá más apuesto con solapas y corbatas más anchas.
  • El color: lo primero que debes asegurarte es la armonía de los colores de las prendas. No trates de forzar algo que no te convenza totalmente porque no lo lucirás con confianza. Siempre piensa que quieres un acento de color y no algo dominante. Si llevas una corbata demasiado llamativa, quitará la atención de tu traje y rostro. Generalmente el rojo, el naranja y el azul combinarán de maravilla con trajes oscuros y camisas blancas.
  • Los estampados: encontrarás diseños variados desde rayas a arabescos y con múltiples colores, hay una regla universal en cuanto a la proporción del tamaño y separación de las rayas de cada prenda. Por ejemplo, el ancho y separación de las rayas de tu camisa y traje no deberían ser del mismo tamaño que las de tu corbata.

Espero que estos consejos sean como siempre de mucha utilidad. ¿Hay algún tema que consideres oportuno que podamos ampliar para ti? nos encantaria sinceramente ampliarlo para ti.