Foto @Catwoman_cri

Muchas personas quieren liderar por el poder, el prestigio y a veces el dinero que va con el cargo.  Los que comprenden la profundidad, de acompañar y liderar un equipo de trabajo, tienen una visión completamente distinta.

El verdadero liderazgo no tiene nada que ver con estas cosas, se trata del servicio, la responsabilidad en la gestión, ilusionar o potenciar el optimismo, entre otras muchas cosas más.

Mujeres y hombres que han de enfrentarse todos los días con nuevos retos, asumen responsabilidades, riesgos y ante todo errores.

De una forma resumida, es importante conocer algunos de los puntos, donde basar un liderazgo con consistencia. Los seres humanos, con nuestras características tan especiales, no solo nos movemos por sentimientos, tener a nuestro lado una persona con carisma, con una marca personal bien definida, en armonía y con sensibilidad hacia los demás, siempre es un punto de apoyo importante.

Acepta algunos consejos:

  • Servicio: Los verdaderos líderes aparecen para dar, y cuando las circunstancias lo requieren ofrecen más de lo que nunca hubieran pensado de buena gana.
  • Responsabilidad: Un verdadero líder debe asumir la responsabilidad por su gestión cuando sus acciones resultan exitosas y en mayor medida cuando las cosas salen mal.
  • Ilusionar: Liderar implica despertar las esperanzas de las personas de una forma atractiva, creando un ambiente positivo, algo necesario para afrontar cualquier dificultad o crisis a superar.
  • Potenciar el optimismo: No sólo del propio directivo sino de todo el equipo, buscando fórmulas para explotarlo al máximo. Los seres humanos tendemos a complicarnos la vida poniéndonos trabas para lograr el éxito, por eso es muy importante potenciar lo positivo, motivar e ilusionar a las personas con los resultados, hacerles soñar con las ventajas de los logros que se conseguirán.

Sería realmente interesante, que si tienes una anécdota o momento importante, donde esta capacidad de liderazgo se hizo patente, la compartieras con nosotros. La suma de experiencias y conocimientos nos ayudan cada día a ser algo mejores y eso merece la pena.