Mientras va subiendo progresivamente la temperatura, debemos ir pensando cómo nos vestiremos para no perder  elegancia, cuando el calor nos agobie.

El verano es una temporada difícil para la ropa más  clásica masculina, casi toda la influencia proviene mayormente de lavestimenta militar y de la aristocracia de Gran Bretaña, donde los veranos no son tan cálidos como en España o América Latina.

Un estilo más mediterráneo, basado en las tendencias italianas, francesas y españolas, indiscutiblemente nos ayudará a sobrellevar nuestras elevadas temperaturas, sin por ello tener que perder un ápice de nuestro estilo personal.

El calor tampoco es excusa, para ir por la ciudad en ropa de baño y chanclas, menos aún para ir a nuestro trabajo. Una cosa es la comodidad y otra distinta el mal gusto.

Por este motivo consideraremos interesante  que tengas estos detalles en cuenta  a la hora de ir seleccionando tu vestuario veraniego, fuera claro está de tu periodo de vacaciones o descanso.

  1. Ligereza, necesitamos un tejido que sea físicamente liviano para que el aire circule con mayor facilidad. Lo más recomendable es que estas prendas las pruebes detenidamente comprobando su peso, en tu cuerpo.
  2. Permeabilidad,  para estar frescos, necesitamos  un tejido que no retenga el aire caliente y el sudor cerca de la piel, de esta forma evitamos sobrecalentarla rápidamente. Hilados más finos, tejidos más sueltos, materiales más porosos y naturales, producen telas más respirables. Un algodón tejido muy compacto será caluroso, mientras que el mismo material hilado con una menor trama, nos aportará una sensación de comodidad tremenda.
  3. Protección solar, las mangas largas y los pantalones largos pueden ser más refrescantes que una camiseta y un pantalón corto, en las condiciones apropiadas. Cuanto más claro sea un color, menor cantidad de rayos solares absorberá y por lo tanto evitará que tu ropa se caliente bajo el sol.
  4. Estilo planificado, aunque  el calor sea muy intenso y nos resulte más apetecible cubrirnos solo con un traje de baño, no debemos perder el rumbo de nuestro estilo. Invierte algo de tu  tiempo para compaginar tu estilo, con prendas que te permitan  sentirte fresco, impecable y elegante. Ten en cuenta un detalle importante, tú lo agradecerás y créeme que los demás también.

¿Qué tejido es el que más te gusta para el Verano?