Volvemos a insistir, por si aún no lo has descubierto, la ropa tiene el poder de darte confianza y seguridad.  La magia llega a ti cuando tú estás presentando la mejor versión posible de ti mismo y lo mas curioso es que el mundo, responde a esos estímulos que tu lanzas. Cuando tu ropa te queda bien, tu combinación es realmente perfecta y sabes que te ves bien, con elegancia, una especie de fuerza mágica, te hace ganar confianza en cualquier situación.

El efecto transformador de la vestimenta surge,  de cómo te sientes interiormente cuando la usas.

Cuando  inviertes un tiempo para comprar un traje nuevo y te aseguras de que te queda perfecto, te lo pones y te sientes bien cuando te miras al espejo, cuando alguien con mirada de complicidad, te indica que realmente estas impresionante, tu seguridad interior crece a niveles exponenciales.

Observa el detalle siguiente, cuando usas  muchísimo una prenda concreta, salvo que realmente sea como un talismán, ya no la sentirás tan especial y su poder para aumentar tu estima se habrá perdido, en ocasiones se convierte casi, en un síntoma de que ese día no estas bien.

Por estos motivos es esencial recordar estos 5 pasos para vestir con confianza:

  1. Mantén tu ropa impoluta, lo más perfecta posible «como nueva», para conservar que siempre tenga su «poder». Aprende a colgarla en el armario, cuidar su lavado y planchado.
  2. Prepárala con tiempo suficiente, cuando tengas una entrevista programada o cualquier evento, controla el estado de tu ropa predilecta con suficiente antelación. Es muy posible que no esté en la condición que tu esperas y de esta forma no serás sorprendido por la existencia de manchas u otros detalles que no puedas solucionar a último momento.
  3. Sobre todo en estos cambios de estación, asegúrate de que queda perfecta. Es posible que hayas cambiado de talla, sin prácticamente haberlo notado.
  4. Cuida de  tus zapatos, utiliza hormas de madera o plástico en su defecto, con muelles tensores.
  5. Sal de la tremenda monotonía de tu vestuario, utilizando complementos, donde seas capaz de aportar frescura y elegancia. Americanas, camisas, corbatas, gemelos, tirantes, pañuelos, fular, bufandas, relojes, pulseras y cientos de pequeños detalles  que complementen adecuadamente tu «Marca Personal».

Sentirte  interiormente un ganador,  te ayudará a sobrellevar los duros momentos de una negociación, cerrar los acuerdos más convenientes y por que no, a encontrar la gran oportunidad de tu vida.

Hasta los grandes mitos de las empresas de tecnología y software, han utilizado este arma, para grandes momentos en su vida.

Y tú, ¿No estas dispuesto a experimentar ese mismo «Poder»?