A nosotros nos gusta llamarle la «SalvaTodo», indistantemente  para el dia o la noche. Una camisa blanca de vestir,  siempre de manga larga,  es una prenda clásica que seguramente está presente en el armario de todo hombre.

La solución más directa,  a esa mítica cuestión: «Ahora que me pongo».  Es sencillamente  perfecta para cualquier conjunto, podemos usarla con todo tipo de corbatas  basicas, con botones en los cuellos,  gemelos, cinturones, tirantes y enriquecer el look con  detalles de una forma coherente.

Principalmente en Europa, se ha roto la tendencia a usarla completamente lisa, pequeños vivos, pasamanerías, ribetes, repulgos, cortes en cuellos, puños y delanteros  mezclados con otros tejidos. Sobre la base blanca jugamos con detalles en  negro, rojos, azules, grises, rosas y malvas,  remozando esta prenda y convirtiendola en algo mas que un simple básico. Este abanico de posiblidades, nos ofrece la oportunidad de crear  excelentes combinaciones en función del color del pantalón o americana.

Sin embargo,  es muy fácil cometer errores que arruinen nuestra imagen. Es el momento de recordarte las principales equivocaciones, que no deberías de cometer, cuando uses una camisa blanca:

  1. Llevar muchos botones superiores desabrochados. Aunque parezca que te da un aire juvenil, desenfadado y viril, en realidad te dará un aspecto desarreglado y de poca elegancia.
  2. No tomar en cuenta diminutas manchas: podrías pensar que nadie reparará en algo tan pequeño, especialmente si estás apurado y las has notado en el  último momento. La realidad es que seguramente las verán, ¡ya que sobre una impecable camisa blanca serán demasiado evidentes!
  3. Llevar accesorios en exceso: una simple camisa blanca te aporta estilo y frescura por si misma. No caigas en el error de pensar que es demasiado sencilla y la llenes de complementos de moda. Simplemente un buen Blazer, americana o una prenda de punto, utiliza un  pañuelo, chalina o foular, con esto es suficiente para complementarán tu look con estilo.
  4. Vestir una camiseta de color o estampados debajo: las camisas blancas de vestir generalmente transparentan bastante y no obtendrás un resultado eficaz. No debes llevar nada debajo.
  5. Llenar el bolsillo frontal con objetos: aunque sea un lapiz, dinero, un móvil o papeles, no solamente arruinará el resultado de tu atuendo,  sino que todo el mundo verá en detalle los objetos que guardas.

¿Quieres compartir con nosotros, algún truco personal, para que una camisa blanca sea un conjunto impresionante?