En el ajetreado panorama de la vida diaria en la actualidad, puede ser complicado encontrar tiempo para dedicarlo a entrenar en un gimnasio. Pero afortunadamente para mantener la elegancia de tu cuerpo y la buena salud, puedes asumir el compromiso de desplegar más actividad en tu rutina cotidiana y lograrás mantenerte en forma.

Aquí te comentamos algunas formas simples de vivir más activo:

  1. Camina todo lo que puedas, hasta tu oficina o lugar de trabajo. Es una forma extraordinaria de agregar ejercicio físico a tu rutina, deja el coche aparcado lo mas lejos que puedas e intenta recorrer la máxima distancia posible a pié sobre todo en las horas punta, hasta puede ser más rápido.
  2. Evita los ascensores, subir las escaleras es un excelente ejercicio para los glúteos, cuadriceps y tendones. Es un método perfecto para impulsar tu metabolismo, te ayudará a despertarte por la mañana.
  3. Utiliza un podómetro, simplemente ver lo rápido que pasan los números cuando te mueves, te estimulará para seguir caminando y en unos pocos días te sentirás mejor gracias a la actividad extra que estarás desarrollando.
  4. Toma clases de baile,si la disciplina de un Gimnasio de aburre, baila,  cualquier ritmo es una forma espectacular de impulsar tu resistencia muscular como también la coordinación. También será perfecto para mejorar tu relación de pareja.
  5. Consigue un perro, no solo son una buena compañía, caminar o correr diariamente con tu perro es una forma perfecta para recuperar tu estado físico y disfrutar el aire libre. Él no te dejará olvidar el horario de tu rutina de entrenamiento.

¿Tienes algún otro truco personal, que te gustaria compartir con todos nosotros?