En general y salvo casos concretos, a gran parte de los hombres no les gusta salir  a comprar ropa.

Incluso conozco anécdotas, de señoras que salen de compras para sus parejas y se la llevan a casa, sin que el «caballero», tenga que molestarse en absoluto.

Como es normal en nosotros, de una forma muy breve, pero tremendamente concretada, queremos dejarte un serie de puntos, que te  ayudarán a crear un fondo de armario correctamente,  para que no malgastes el dinero haciendo compras que no necesitas y en algunos casos incluso, que repitas las prendas si ya dispones de ellas.

Si tienes estos puntos presentes, no malgastas el dinero, inviertes en ti. Las compras serán mas inteligentes y equilibradas:

  1. Repasa tu armario: antes de comprar más prendas deberías tener un conocimiento de tu guardarropa actual. Hay prendas básicas que deberían integrar el armario de todo hombre. Saber lo que tienes y lo que te falta, te centrará en  el objetivo.
  2. Ten un propósito: invertirás mejor tu tiempo y tu dinero si sabes qué le está faltando a tu armario.
  3. Conoce tus medidas: ¿sabes la medida de tu cintura, cuello, pecho, etc.? Toma tus medidas y para estar mejor preparado puedes guardarlas en tu móvil. Anota las tallas de tus prendas y marcas favoritas.
  4. Explora y pruébate: prendas de distintas marcas y diseñadores para aprender cuál se adapta mejor a tu cuerpo, te sorprenderás con las variaciones que puedes encontrar. Aunque existe un tallaje normalizado, la personalidad de cada empresa, se aplica directamente, en sus entalles y formas de entender la moda. No todas las tallas son iguales entre distintas marcas.
  5. Vístete de forma apropiada para salir de compras: por ejemplo, si vas a comprar un traje lleva unos zapatos que te permitan ver bien el efecto del conjunto. Durante el verano, probarte un traje con chanclas, te garantizo,  que frente al espejo, no te verás igual.
  6. Observa los detalles: no olvides que una parte fundamental y definitvamente importante son  los complementos de moda, si pretendes un gran  resultado final de tu conjunto: las corbatas, gemelos, cinturones, tirantes, pañuelos,etc., deben recibir la misma atención que las prendas principales.
  7. Disfrútalo: las ropas que vistes dicen mucho de ti, de tu personalidad, de lo que quieres transmitir y sobre todo de lo que transmites, sin que seas consciente de ello , hacia los demás. Vale la pena sacarle el mejor provecho a tu apariencia y tomarte con buena actitud las compras.
  8. Outlets y prendas de temporadas anteriores. Se han convertido en  una buena opción,  la moda no cambia con tanta rapidez, ni es positivo ser un esclavo de ella  y  lo más inteligente, te permite ahorrarte una buena cantidad de dinero.

¿Piensas que podiamos haber incluido algún otro punto? ¿Tienes alguna anécdota simpática, sobre este tema que quieras compartir con nosotros?