Puedes conseguir el mejor afeitado siguiendo estas instrucciones, con algo de práctica, y lo más importante, sin prisas. Lograr que la piel de la cara no tenga abrasiones ni irritaciones, se vea estupenda y este lo mejor cuidada posible, será el objetivo de estos consejos:

  • El mejor momento para afeitarte es después de una ducha con agua caliente, ya que abre los poros y suaviza la barba. Mientras te duchas, deja la brocha en remojo en agua caliente.
  • Aplica una crema o aceite de pre-afeitado y deja que actúe al menos un par de minutos sobre el rostro, preferiblemente, con una toalla humedecida en agua muy caliente, pero que no te queme.
  • Esparce la espuma de jabón con una brocha de pelo de tejón, dejándola actuar unos minutos para dar tiempo a su acción de ablande.
  • Afeita tramos cortos en la dirección del pelo, controlando la inclinación del mango
  • Primero pásala desde las patillas hacia la boca finalizando en el bigote y la barbilla.
  • Después, aplica nuevamente espuma de jabón y afeita hacia la dirección contraria, a contra pelo.
  • Aplica de nuevo más espuma y afeita a contra pelo retocando los lugares más complejos.
  • Termina con agua fría para cerrar los poros y seca sin frotar con una toalla suave.
  • Aplica un after shave suave, de aceites naturales como aloe o jojoba, que no contenga alcohol porque deshidrata la piel.