Uno de los trucos más recomendados para conquistar con elegancia a toda la concurrencia de cualquier tipo de reunión, y que algunas personas utilizan, es no llegar primero, sobre todo si no quieres estar esperando a los demás.

Queremos agregar algunas sugerencias, que ayudarán a destacar tu presencia y no pasar desapercibido.

El primer paso para conquistar a la gente es mostrar tranquilidad y no parecer que estás ansioso por aparecer. Eso significa llegar de los últimos, pero no llegar tarde, y siempre sonriendo, como si no existiera otro lugar en el que pudieras estar más a gusto.

Ponte algún complemento de moda que no utilices habitualmente, te sentirás mejor y más atractivo, además de intrigar a las personas que habitualmente te conocen. La moda es un buen recurso, sobre todo, si llevas algo no acostumbrado en tu vestimenta, ya te harán preguntas y eso siempre ayuda en la primera aproximación.

Memoriza los nombres, a la gente le gusta escuchar que les recuerdas y piensas en ellos, pero no los nombres demasiado. De esta forma las personas siempre te querrán a su alrededor.

Aprovecha la conversación, recuerda que la gente ya está de tu lado, relata una anécdota o cuenta algo destacado que demuestre lo inteligente e interesante que eres, sin decirlo en forma directa.