No en todas la ocasiones merece la pena alquilar un chaqué, pero si es una opción, que personalmente recomiendo en diversas  ocasiones.

Aunque no todas las empresas que disponen de este tipo de servicio, están lo suficientemente preparadas, para que el resultado final sea optimo, si que en general el nivel es medianamente aceptable, pudiendo alquilar prendas en perfecto estado y con variadas posibilidades, tanto en rayas de pantalón, como en colores de chaleco.

En que circunstancias,  merece la pena alquilar un Chaqué:

1º Si tienes  que asistir a una ceremonia, donde la mayor parte de los hombres van vestidos de chaqué y no dispones en el armario de uno en propiedad, te lo recomendaré siempre.

2º Si en un periodo de  tres a cuatro años,  no tienes previsto ningún enlace familiar, donde el chaqué sea la prenda seleccionada, merece la pena alquilar y no comprar. No todas las familias aceptan el chaqué como prenda de ceremonia y  en este tipo de ambiente familiar,  hacer el desembolso de esta prenda es un coste sin demasiado sentido, puesto que quizás no se volverá a usar.

3º Si tienes prevista tu propia ceremonia en un par de años, has decidido casarte con Chaqué y no tienes esta prenda en tu armario. No te merece la pena la compra de uno nuevo. Esa inversión la puedes realizar para el dia de tu boda y de esta forma apostar por un chaqué hecho a medida.  Hacerlo a medida, es una de las inversiones mas inteligentes para tu armario, puesto que con este tipo de cosido,  adquieres una prenda que podrás adaptar siempre a ti, si oscilas de peso al alza o a la baja.  Un chaqué de firma internacional, confeccionado en serie, por muy caro que sea,  si subes de peso, no podrás usarlo nunca mas.

En próximos post, te enseñaremos que detalles tienes que tener muy presente a la hora de alquiler un chaqué, para que triunfes el dia de la ceremonia. No queremos  que por desconocimiento de esas claves, tengas el resultado opuesto al deseado.

Aprende más sobre el tema:

6 Razones Para Usar Chaqué En Tu Boda.

Vestir De Etiqueta: El Chaqué