El Tweed es un tejido de lana con apariencia irregular, es característico no tener esa terminación y acabado liso natural de una tela convencional .De suave tacto, de textura abierta, flexible y magnifico para el cosido y planchado, parecido a ese otro tejido tan común en Americana para el hombre clásico, como es el Cheviot.

Se fabrica en liso, acabado parecido a la franela, la característica diagonal en sarga y en cualquier tamaño de espiga o espina de pez, junto a los cuadros.

El recuerdo natural que todos tenemos del Tweed, es un tejido grueso, muy armado y que en ocasiones hasta picaba. La tecnología de fabricación, ha cambiado el concepto típico del Tweed de los 60, convirtiéndolo en un tejido fino y liviano, sin prácticamente inmutar sus características originales.

Suave, cálido, elegante y perfecto para crear ese ambiente vintage, que tanta aceptación tiene, en americanas con coderas o en trajes de 3 piezas.

Girando juntos hilos de diferentes colores en una, dos o tres capas, se obtiene una mezcla de matices cromáticos, que  ofrecen unas tonalidades increíblemente bellas .

Durante el siglo XlX, llega desde Escocia y se instala en la sociedad Inglesa, aportando en las actividades de caza, dos características determinantes, por un lado abrigo y por el otro elegancia.  Coco Chanel, lo incorpora a sus colecciones y desde entonces, hasta nuestros días, este tejido se ha empleado en faldas, pantalones, chaquetas, americanas y trajes.

Será muy fácil que lo veas este Otoño-Invierno en múltiples colecciones y establecimientos, sobre todo en Americanas, en trajes y trajes tres piezas.

Por ese motivo es importante que conozcas, de una forma generalizada las características del Tweed.

¿Qué es lo que más te gusta de este tejido? ¿En qué prendas te gusta más?