Raf Simons

Observando con detenimiento algunos de los últimos desfiles de colecciones masculinas, en las pasarelas internacionales,  hemos podido detectar que hay una ligera  tendencia hacia prendas más holgadas.

Para aquellos que se han cansado de sentirse oprimidos por los pantalones pitillo y camisas ceñidas, las pasarelas han mostrado los primeros indicios de volver a configuraciones mas holgadas.

Aunque siempre han existido opciones de este tipo dentro de la sastrería, las pinceladas que se han dejado ver, quizás buscando un toque vintage, no dejan lugar a dudas, de que existe una regresión a cortes de otras temporadas.

Los detalles destacados son:

  • Hombros sin costuras: En los abrigos más casuales hemos notado la presencia de los hombros sin costuras, manifestados en mangas tipo ranglan o de forma acuñada,  permiten moverse con mayor comodidad. Estructuras que  vimos  en las colecciones de Burberry Prorsum o de Raf Simmons, que deriva del estilo de los sesenta.

    Raf Simons

  • Chaquetas de corte más amplio: Las americanas con corte suelto, que parecen varias tallas más grandes, son difíciles de lucir con confianza, ya que no son las prendas que estamos habituados a ver como  corte masculino moderno. Aunque los hombros están confeccionados de un modo que se adapta a la figura, el efecto final son mangas mas voluminosas. Americanas cruzadas de corte recto y mangas mas sueltas, aunque ajustadas de hombros.
  • Pantalones sueltos: pantalones  sueltos en los muslos y en el tiro pero confeccionados al mas puro estilo sastre y no solamente sobredimensionados al estilo urbano de los adolescentes.
  • Pantalones con pinzas: también se los ha visto con el rescate de  las pinzas , como parte de la tendencia.