Brindando espero el Smoking que yo quiero

¡Mójate, viste de Smoking!

por | dic 24, 2017 | Estilos Muy Personales, Hombres con Estilo, Imagen Personal, Marca personal, Noticias de Moda | 0 Comentarios

Señores y Caballeros, me complace anunciarles que el Smoking está de vuelta. Y es algo que personalmente, me congratula. Estos últimos años han sido y siguen siendo, un evolutivo avance hacia el pasado más renovado y actualizado que nunca. No, ni me he equivocado, ni he empezado a brindar con antelación… Pero cuando hablo de avance hacia el pasado, me estoy refiriendo a que se está recuperando esa belleza esencial en la materia. Parecía mentira que en pleno siglo XXI y, más aún, con su reciente mayoría de edad habláramos de arte sartorial y, sin embargo, aquí estamos haciendo bandera de ella.

Es cierto que no estamos en el clasicismo de los años treinta, pero nos hemos vuelto unos románticos del pasado y aunque usemos menos estas prendas que antaño, los que las usamos lo hacemos mejor y con mayor conocimiento. Precisamente, en ese afán de introducir variabilidad, dinamismo y clasicismo a nuestros atuendos eventuales, regresa el Smoking.

Hay que hacer muchos matices en cuanto a uso porque no es un traje como tal, pero sin adentrarme en ello y dejando al maestro Casillas como cátedra en ese arte, te diré que, aunque más formal que un traje, es canalla, es rebelde y transgresor. El Smoking nació para establecer una clara línea entre el protocolo y la formalidad del divertimento y lo pagano. De hecho, el Smoking es lo más masculino que ha hecho el hombre en el siglo XX. Pensado por el hombre y diseñado para él.

Así que no lo dudes, es el mejor aliado que puedes tener en un evento nocturno de celebración.

Si la propuesta es…

  • ¿De primero tomará un cóctel de entrega de premios, un concierto, una ópera o una obra de ballet? Por supuesto.
  • De segundo tenemos una cremosa cena con tintes de elegancia. Perfecto.
  • Y… De postre, ¿Una deconstrucción de dulce velada festiva? ¡Excelente!

No existe mejor menú para maridar con tu Smoking.

Ahora bien… Tenemos el por qué, tenemos el cuándo, pero nos falta el cómo. Desde hace ya un tiempo, vengo diciéndome a mí mismo que debemos enamorarnos del formato pero no de la forma. Hace unos años, en ésta misma tesitura sólo hubiéramos hablado de dos colores (blanco y negro) y de un solo patrón (liso). Por fortuna, ahora estamos llenos de color, de texturas y de patrones. Un Moulin Rouge de la sastrería clásica.

Como siempre, la mejor forma de integrar conceptos es la visual, así que a continuación voy compartir contigo algunas imágenes que hablan por sí solas. Pero por si acaso, y como ya está empezando a ser habitual en mis contribuciones, te voy adjuntar un vídeo de Bere Casillas en su sastrería “La Galería” (Madrid), dónde no existen las dudas acerca de nuestro regresado amigo “El Smoking”.

 

 

 

(Imágenes de @berecasillasoficial de “La Galería” – Bere Casillas-Trajes a medida (Madrid)

No me marcho, sin antes desearles una Feliz Navidad y unas Felices Fiestas.

Mis mejores deseos