Científicos chilenos han estado investigando varios años, lo que les ha llevado a desarrollar unos calcetines confeccionados con fibras de cobre y que han comenzado a comercializarse en Chile el año pasado. Tienen propiedades bactericidas y fungicidas, lo que los hace perfectos para personas que sufren determinadas enfermedades o que trabajan en condiciones extremas.

Según Luis Améstica doctor en ingeniería química y gerente comercial de Textil Copper Andino, lo que les ha llevado a investigar sobre este aspecto, ha sido: “centrarse en crear una fibra de cobre que fuera flexible, resistente al uso, al lavado y económicamente accesible”.

El cobre es poco soluble, antibacteriano, no pierde su propiedad en el tiempo, por lo que se autoregulan de forma permanente y la protección de las fibras de cobre comienza actuar al primer contacto con hongos, bacterias y virus. La actividad antimicrobiana de la fibra no se desgasta con el uso de los calcetines y tampoco se pierde durante el lavado.

Estas son las mismas prendas que fueron utilizadas por los 33 mineros que permanecieron 70 días bajo tierra en Atacama.

En textiles para diabéticos, el Grupo Textil Monarch, ha desarrollado un diseño diferente con una fibra de cobre, que cubre todo el pie para protegerlo de hongos, otras infecciones y con costuras planas para evitar el roce.
La única recomendación para el uso correcto de la prenda es no usar suavizantes, porque la capa aceitosa que los cubre impide el contacto directo de las fibras de cobre y la piel, evitando el efecto curativo que se produce por su interacción directa.