Sé que en la actualidad el mundo 2.0 forma parte de nuestra vida personal y profesional. Por eso le pedí a mi buen amigo Roberto R. Cerrada, creador de toda mi estrategia online, que escribiera sobre cómo una persona puede trasladar su estilo a internet.

Aquí te dejo con sus 7 recomendaciones para construir una sólida personalidad 2.0…

Al igual que cuidas tu imagen personal para mostrarte tal y como eres, para transmitir confianza a las personas con las que te relaciona, es fundamental establecer qué, por qué y para qué tener presencia en las redes sociales y cómo quieres que te reconozcan.

La popularización de los medios sociales en la comunidad de internautas ya es un hecho, que viene corroborado por los altos índices de participación en redes sociales como Facebook o Tuenti. Al menos, aquí en España, no debemos olvidar que ya el 82% de la comunidad internauta de este país participa en al menos una red social.

A la vez que estos medios sociales se popularizan y se llenan de gente, comienzan a ser atractivos para las marcas, las empresas y profesionales, que ven en ellos, los fondos marinos donde echar sus redes para pescar los clientes que ya no tienen en las tiendas tradicionales.

Pues bien, lo mismo que la fiebre del oro en California a finales del XIX, ahora parece haber otra fiebre, la de las redes sociales. Muchas empresas, especialmente, las más pequeñas, y un gran número de emprendedores, se han lanzado de cabeza a la piscina, en una competición de locura, para atrapar la mayor cantidad posible.

Pero a la vez que esta eclosión de entusiasmo social representa una oportunidad, puede volverse en un peligro, especialmente, si no se observan ciertas normas o claves que uno debe tener en cuenta antes de lanzarse a la piscina de cabeza con los ojos cerrados. Hoy quiero compartir con los amigos de Elegancia 2.0, lo que podrían representar las 7 reglas de oro para construir una sólida personalidad 2.0 en los medios sociales.

(1) Tener un plan…

Es muy frecuente que la gente se involucre en los medios sociales sin tener un plan predeterminado que responda a las preguntas: ¿Qué quiero conseguir?… ¿Qué voy a hacer?… ¿Cuánto tiempo me llevará?… ¿Qué herramientas utilizaré?… ¿Qué conocimientos necesito?… ¿Cómo voy a llevarlo a la práctica?…

Establecer unos claros objetivos, definir los recursos, herramientas, conocimientos y finalmente, el mapa de ruta, es una forma inteligente de entrar en el mundo de los medios sociales. Otra opción es la de tirarse al precipicio sin un arnés de seguridad, esperando poder planear en la caída, pero aquí ¡el tortazo está casi asegurado!

(2) Se tú mismo, pero recuerda que representas a una marca…

Los medios sociales son mucho más conversación que información y por eso es muy importante tener en cuenta que «la comunidad» no es una masa de consumidores, clientes o prospectos, al contrario, la comunidad la componen personas y esto es algo que uno no debe olvidar nunca. Por lo tanto, la comunicación debe de realizarse de persona a persona, o persona a personas, nunca de empresa a mercado.

La gente no comparte con tu logotipo, las personas comparten con otras personas, personas con sentimientos, con pasiones, con personalidad.
Por eso es tan importante que te muestre tal y como eres, una persona humana con pasiones y sentimientos, capaz de escuchar y comprender, y no actuar como un robot en tu participación en los social media.

Pero cuidado, representas a una marca, por lo tanto has de cuidar que lo que hagas, proyecte en la comunidad la imagen de la marca que representas, sea tu propia marca o la de terceros, y por lo tanto tendrás que modelar tu actuación, conforme a la propia personalidad de la marca. ¡Claro que lo mejor es que tu personalidad y la de la marca vayan en la misma dirección…!

(3) Los medios sociales transmiten a la gente una instantánea de ti ¿Qué es lo que muestra tu foto?

Muchas veces nos olvidamos que nuestra imagen es esencial a la hora de transmitir sensaciones y sentimientos, a la hora de proyectar nuestra personalidad. Entonces ¿Cuál será la fotografía que utilices en los todos los medios sociales en los que te muevas?

Con esto no quiero decir que sólo los guapos tengan oportunidades en los “Social Media”. No hace falta ser el más guapo para ser el más influyente. Al contrario, la gente quiere hablar con gente como ellos para sentirse comprendidos y enganchados.

Otra cosa es cuidar la imagen de cómo te presentas en tu foto social, acorde con tu propia personalidad y la personalidad de la marca que quieres proyectar.

(4) Escucha el tono de cada sitio antes de bajarte a la arena…

Lo comentaba al inicio de este artículo: No te lance a la piscina a ciegas sin saber primero si hay agua, si está fría o caliente, y finalmente, si le echaron demasiado cloro, el resultado puede ser un completo desastre.

La clave de los medios sociales es escuchar, pulsar el ambiente y oír el tono con que se debate allá, para luego poder acomodar, sin perder tu personalidad, ni la de la marca, tu participación en el medio.

Y cada medio es diferente, cada grupo tiene su peculiar forma de entender y decir las cosas, y tú debes estar bien atento a lo que allí se habla, cómo se habla y con qué intensidad, antes de ponerte de forma activa a participar.

(5) Crea contenido balanceado bajo la fórmula: Un tercio

  • Un tercio sobre ti
  • Un tercio para compartir artículos e ideas
  • Un tercio para conversar

En cualquier cosa de la vida el equilibrio es la forma correcta de actuar, al menos en la mayoría de las ocasiones. Pues bien, en los medios sociales también debes mezclar el tipo de contenidos con los que vas a participar activamente.

Y en este sentido, la fórmula es:

  • 1/3 para hablar de ti, de la marca o del producto
  • 1/3 para compartir artículos o ideas de valor interesantes para ellos, aunque también para ti
  • y 1/3 para conversar, quizás mejor sobre los dos primeros tercios, aunque no solamente. Te ayudará sin duda a maximizar tus posibilidades de éxito acortando el camino para conseguir tus objetivos.

(6) Actualiza de vez en cuando tus perfiles…

Nos pasa a menudo, creamos nuestro perfil y se pasan los meses e incluso los años y ese perfil sigue estático.

¿Es qué acaso nada ha sucedido en ese tiempo?

Seguro que sí y ¿por qué no reflejarlo en nuestro perfil? Al fin y al cabo éste refleja nuestra propia historia, que mientras que sigamos vivos, continúa cambiando cada mes.

Es por lo tanto una buena idea que vayas haciendo una “reforma” a tus perfiles y dándoles una vuelta, o la gente va a pensar que te quedaste en “el pasado”…

(7) Al hacer relaciones entrénate para un maratón, no para un sprint

No esperes que por crear una cuenta en Twitter, tener tus primeros followers (los amigos), comenzar a escribir en el blog y crear tu grupo en Facebook, vas a comenzar a ser tremendamente popular y el tráfico va a fluir a tu web de forma masiva.

La función de “gestor social” (social manager) o “gestor de comunidades” (community manager), ya se dedique profesionalmente a ello o sea una parte de su trabajo, no es algo que dé resultados en 30 días. Al contrario, es más bien una cuestión de perseverancia, disciplina y tiempo, lo que hará que, finalmente, se cumplan los objetivos que no olvides, trazaste siguiendo la recomendación dada en el primer punto de este casi decálogo de cuestiones clave.

Entrénate para una carrera de fondo, no gastes todas tus energías al inicio del camino y dosifica el esfuerzo  para poder mantener una sistemática prudente e imparable acción en los medios sociales.

Prepárate y no pares nunca de formarte para ir construyendo una sólida “Personalidad 2.0”.

Roberto R. Cerrada
Club Círculo De Marketing.com