Comprar zapatos que nos permitan lucirlos con elegancia y comodidad es una cuestión muy importante para nuestra vida cotidiana.

Parece que en la década de los 40, se usaban los aparatos de rayos X para ayudar a los compradores a seleccionar zapatos que les calzaran adecuadamente. Hoy en día debemos decidir solos si nos resultarán tan confortables fuera como dentro de la tienda, aunque parece que no por mucho tiempo.

El Instituto Tecnológico del Calzado (INESCOP) ha presentado el Espejo Mágico, un visualizador futurista, que permite ver cómo te sientan en tus pies unos zapatos diseñados y personalizarlos, sin necesidad de probar físicamente el zapato. Basta con ponerse unos calcetines dotados de marcadores que reflejan la luz infrarroja y situarse delante del espejo.

El mercado nos ofrece una amplia gama de tipos de zapatos y a la hora de ir a comprar debemos tener en cuenta que el calzado, no sólo nos cubre los pies con más o menos estilo, sino que también soporta todo nuestro peso gran parte del día.

Existen tipos de zapatos con hormas demasiado estrechas o puntas afiladas, tacones de distintas alturas, que con su uso constante, pueden provocarnos lesiones irreparables.

Con respecto a los zapatos con las punteras afiladas debemos decir, que los dedos quedan aprisionados, el dedo gordo sobresale hacia fuera y los dedos cuarto y quinto se tuercen hacia dentro. Todos los dedos se deforman, pero es el gordo el que sufre las consecuencias más graves, ya que se dobla hacia fuera desplazando los tendones. Esto puede producir la aparición del juanete y el dedo pequeño sufre una deformación inversa.

Por este motivo te damos algunos trucos y consejos para comprar zapatos que puedas usar e ir cómodo:

  • Como los pies se hinchan durante el día, trata de comprarlos a última hora del día, ya que los zapatos que se sienten cómodos a primera hora pueden resultarte apretados por la tarde.
  • Siempre pruébate ambos zapatos con calcetines del grosor con el que quieras vestirlos.
  • Trata de probarlos caminando sobre superficies duras (no alfombradas). Si sientes puntos calientes en tu pie, serán futuras ampollas.

Es importante conocer qué zapatos son los que mejor se adaptan a tus pies, para que caminar durante todo el día sea cómodo, lleves los pies protegidos y que se adapten a tu forma de vestir.