Elegir un perfume tiene sus secretos y para acertar en su elección, no debemos escogerlo por su diseño, la elegancia de su envase o porque nos ha gustado como huele en un amigo o conocido, menos aún por su precio.

Ante todo un perfume es un sello personal. Es conocido que un mismo perfume no huele igual en una persona, como en otra, y eso es uno de los detalles que mejor caracterizan la magia de saber escoger tu fragancia personal.

Para tener un buen criterio a la hora de elegir, lo primero que debemos tener en cuenta es la diferencia entre las variedades que podemos encontrar: eau de parfum, eau de toilette, eau de cologne, y colonia. El porcentaje de esencia que contiene cada uno es que los diferencia y determina la permanencia de su aroma.

A continuación presentamos las principales características de cada una de las variedades:

  • Eau de Parfum: contiene una concentración muy alta de los ingredientes esenciales, cerca del 20%. Su fragancia se mantiene en la piel de 4 a 7 horas y se debe aplicar con un atomizador para no tocar el perfume con los dedos y hacer una difusión correcta sin cambiar el aroma original.
  • Eau de Toilette: contiene un 10% de los ingredientes esenciales y su duración es de 3 a 5 horas.
  • Eau de Cologne: tiene un 5% de fragancia y su duración es de unas 3 horas.
  • Cologne o Colonia: una ligera mezcla de perfume, apenas si tiene esencias, entre un 2 o 3%.

Recuerda que las fragancias están compuestas por muchas capas de esencias, clasificadas como notas. Para poder separar la intensidad de los olores y descomponerlos en esas notas, los especialistas han creado la denominada «Pirámide Olfativa».

La pirámide olfativa está dividida en 3 pasos o notas:

  • Notas de salida: son las primeras que se aprecian cuando te aplicas un perfume, desaparecen rápidamente con la evaporación, dando paso a las notas de corazón.
  • Notas de Corazón: dan cuerpo al perfume, aunque su duración son unos pocos minutos, estas esencias van dejando su huella en la fragancia.
  • Notas de Base: Son las culpables de la intensidad y el carisma de un perfume, finalmente, serán las notas predominantes en tu olor personal.

La perfecta armonía entre las tres notas, forman el equilibrio y el éxito de un perfume.