¿Vas a celebrar el comienzo del año y quieres causar sensación? Pues te voy a contar cómo conseguirlo.

Elige un traje apropiado para la ocasión y que realce tu estilo, tu personalidad y tu atractivo natural. En este tipo de celebraciones los tejidos con acabado brillo son los apropiados para dar un toque festivo y elegante a tu vestuario. Piensa que la noche permite un tipo de vestimenta que rompa el estilo clásico y sobrio que utilizas cuando trabajas.

Debes acompañarlo con una camisa que combine de forma adecuada con el color elegido para el traje, de corte clásico y que te permita dar ese toque perfecto,  poniéndote unos gemelos. La forma y creatividad que elijas queda a tu criterio.

Y si quieres que se fijen en ti y te miren de verdad, elige una corbata que sobresalga sobre el conjunto y dé ese toque de color y estilo que tu quieres.

Si vas a celebrar la Nochevieja por todo lo alto y quieres recibir el Año Nuevo con buen pie y atraer la buena suerte en el amor y que no falte la pasión, no te olvides de usar algo rojo en tu vestuario, puede ser en la ropa interior o por ejemplo en tu corbata.

¡Feliz Año 2010!