Para conseguir un afeitado perfecto y poder lucir un rostro con impecable elegancia, te conviene probar distintas maquinillas, cuchillas, cremas, y after shaves, para encontrar los productos que mejor se adaptan a tu tipo de piel y barba.

Te comentamos algunos errores que es mejor no cometer:

  • Afeitarte en seco: puedes provocarte no sólo irritación, sino también cortes.
  • No usar agua fria al afeitarte: el agua caliente abre los poros y prepara la piel.
  • Afeitarte con una cuchilla demasiado gastada: la cuchilla que utilices para afeitarte debe estar lo más afilada posible.
  • No utilizar una cuchilla oxidada: las maquinillas pueden oxidarse por la falta de uso o por el contacto permanente con el agua, deséchalas cuando esto suceda.
  • Afeitarte demasiado rápido: el afeitado debe ser una experiencia relajante y placentera, dedícale el tiempo necesario, al menos 10 o 15 minutos, para evitar la irritación y los cortes.
  • Hacer demasiadas pasadas al afeitarse: rasurarse por la misma zona de la cara cuando ya no queda espuma o crema causa gran irritación.
  • Afeitarte a contrapelo: requiere práctica y mucho cuidado. Si se te irrita la piel trata de no hacerlo.
  • Utilizar un after shave con alcohol.