A lo James Bond pero más de hacer el amor y no la guerra