Seguro que en alguna ocasión has tenido que impartir una conferencia delante de un auditorio para ofrecer lo que sabes, presentar tu negocio o a qué te dedicas, por lo que aquí tienes 6 claves para lograr atraer a tu audiencia y fomentar tu marca personal.
Es una estupenda ocasión para atraer y seducir a las personas que te van a escuchar, mostrándoles lo que sabes o transmitirles toda tu experiencia en la materia.
Lo más importante es enganchar a tu audiencia, que tu charla o presentación no pase desapercibida, y que des lo mejor de ti para dejar huella entre las personas que te escuchan.
Y es que al hablar en público no siempre es fácil lograrlo pero para todo existe un aprendizaje y unas técnicas que te ayudarán a lograrlo.
Aquí tienes 6 consejos que te ayudarán a conseguirlo:
  • Si te han invitado a dar una charla, y con mayor responsabilidad si te pagan por ello, no te fíes de tus conocimientos o experiencia en la materia, prepara y planifica qué vas a contar y cuáles son los recursos que vas a necesitar para dar esa conferencia.
  • Prepara una entrada espectacular, que llame la atención o te ayude a empatizar con las personas asisten. Una buena fórmula es que pidas a los organizadores información de cuál es el perfil de los asistentes y enfoques tu ponencia a lo que ellos desean, necesitan o quieren escuchar.
  • Utiliza el poder de contar tu propia historia o la de otros, pero lo más importante es que las personas que te escuchan se vean reflejadas en ella. De esta forma habrás captado su atención y te seguirán escuchando mucho más tiempo.
  • Una buena fórmula es: comenzar con tu historia (has captado su atención), sigues contándoles lo que han ido a escuchar (tus conocimientos o tu experiencia en la materia), de vez en cuando vuelve a tu historia personal para que no se distraigan, y un cierre espectacular que les llegue al corazón.
  • Preparar un buen cierre te ayudará a no pasar desapercibido y a que todos te recuerden. Una forma de lograrlo es poner frente a ellos los problemas y dificultades que tienen por no hacer las cosas bien. Insistir e incidir de forma melodramática y aumentada en esas dificultades, para finalizar haciéndoles imaginar cómo cambiará su vida o su negocio con las soluciones que tú les has aportado.
  • Introduce alguna dinámica que les haga salir de su posición de meros oyentes e interactúa con tu público y haz que también lo hagan entre ellos.

De esta forma llegarás mejor a tu audiencia y habrás logrado que te recuerden, lo que sin duda habrá atraído mucho más su atención y les habrás persuadido a que tomen acción.

Autora: Lola García, Empresaria y Directora de la Escuela de Profesionales, Expertos y Autores