«hay que aprender y preocuparse por vestirse correctamente según la ocasión».

En este caso es verdaderamente importante,  ya  que la dejadez no se relaciona muy bien con la productividad y  los buenos resultados.

Vestirte apropiadamente para trabajar en casa te servirá para sentirte más profesional, mas consciente del papel que estas realizando y sobre todo mejor contigo mismo.

Puedes sentir la tendencia a levantarte y ponerte a trabajar en pijama o quizás vestirte extremadamente cómodo, incluso relajar la higiene personal, total como  no es necesario ver a nadie.

Vistiendo un conjunto adecuado para un profesional preparas tu mente para la actividad que debes encarar,  al sentarte en tu mesa de trabajo. Aunque pueda parecerte una autentica «Chorrada» , veras que diferente es la opinión de los profesionales, que si tienen que asistir a trabajar a un centro. La fuerza y la seguridad interior, que imprime estar correctamente vestido, solo es comparable a tus conocimientos y habilidades laborales.

Tal vez no sea indispensable vestir con la elegancia de un traje, pero es probable que encuentres un correcto punto de equilibro, entre tu forma de vestir y tu trabajo, el resultado, te sentirás más enfocado en tu tarea y lograrás un plus de estímulo.

Siempre nos esmeramos al prepararnos para una cita especial, salida nocturna o un evento que consideramos importante. Acaso tu trabajo ¿no lo es?, nada es mas estimulante y mágico como  vestirnos  de una forma impresionante «para nosotros» y no para los demás.

Si trabajas desde casa, ¿Has probado esta fórmula? ¿Has visto resultados?