Si se está acercando el día de tu boda y quieres dejarlo todo en orden, uno de los aspectos que no debes dejar de considerar es la relevancia que tienen las fotos que te tomarán.

En este sentido, si deseas verte bien en las fotos, es importante que puedas contar con los servicios de un fotógrafo de boda que sepa de qué manera capturar lo más emblemático de cada uno de los momentos más gratos de la ceremonia y la celebración de tu matrimonio.

¿Cómo puedes verte bien en las fotos de tu boda?

 

¿Salir bien en estas fotos es algo que te preocupa? no te angusties más. En este post te mostraremos algunos trucos sencillos, con las cuales tus imágenes se convertirán en un maravilloso y bello detalle que conserve lo más significativo de esos instantes en forma de memoria visual.

1.      Tratar de verse natural

 

Aunque parezca muy simple, al actuar de manera natural vas a expresar lo más genuino que hay en ti y a menos que esto sea con una intención teatral que hayas acordado previamente con tu fotógrafo, no intentes forzar sonrisas ni hacer poses muy elaboradas y que se vean falsas.

Aprende a actuar de modo natural ensayando durante varios días frente a un espejo, practica diversos tipos de miradas y sonrisas en las que realces tu masculinidad y elegancia, pero no olvides mantener ese toque relajado y fresco que debe proyectar todo novio en un día tan feliz como el de su matrimonio.

2.      Elegir un look adecuado con la fisonomía del cuerpo

 

Si hay una ventaja de las bodas es que todo o casi todo puede comprarse hecho. Hazte un traje a tu medida para ese día con el puedas verte elegante y varonil.

Además, recuerda que debes comprarte zapatos y los accesorios como la corbata, el reloj, entre otros, tomando en consideración que estos combinen a la perfección con tu traje.

3.      Dormir bien

 

El cansancio es uno de los signos que puede manifestarse más fácilmente en el rostro de las personas. Este ocasiona que el rostro se vea opaco y surjan esas molestas ojeras que son tan difíciles de disimular (especialmente si se trata de los hombres, quienes en su boda no pueden emplear tanto maquillaje como las damas).

Uno de los trucos más recomendable para salir bien en tus fotos de boda, es que al menos por unos 3 días antes de esta celebración, te dediques a descansar lo suficiente.

Procura hacerlo por lo menos unas 8 horas al día, que es el tiempo mínimo que las personas deberían dormir diariamente y no olvides apostar por una verdadera desconexión digital mientras estés durmiendo.

Si sientes nervios durante estos días y te cuesta conciliar el sueño, prueba tomando algún té o comprimido natural que te ayude a descansar de manera profunda y relajada.

4.      Evitar tomarse fotografías mirando completamente de frente

 

Este truco debe tomarse en cuenta especialmente cuando se trata de fotos grupales con familiares y amigos.

Si has pensado posar de frente, pues evítalo a toda costa y opta preferiblemente  por hacer un giro sutil del rostro hacia un lado.

5.      Elevar la mirada por encima del lente

 

Este es un truco de la fotografía que es muy útil para quienes desean disimular sus papadas pronunciadas y consiste  básicamente en levantar la mirada hacia el lente de la cámara observando por encima de este.

Tan solo tienes que concentrarte en tu mirada y pensar en lo que deseas manifestar con ella.

Si eres de los que desea disimular la papada, puedes adelantar la cabeza como si fueras una tortuga, es decir, colocando los hombros hacia atrás y girando un poco la cabeza como mirando en sentido hacia tu hombro.

6.      Hacer una sesión de fotos de Preboda

Fotos de tu boda

Aunque algunos novios prefieren contratar únicamente los servicios fotográficos para la boda o eligen hacerse una de postboda, la sesión de Preboda es la más recomendable para que puedas perder esos nervios y timidez que algunas personas suelen sentir cuando les toman fotos.

Al tener una sesión de fotos de este tipo estarás practicando y preparándote para el día de tu boda. Además, el fotógrafo te puede ayudar a diagnosticar cuáles son tus miradas y poses más favorecedoras a medida que toma las fotos.

La preboda es una práctica propicia para generar un vínculo más estrecho con las personas o conjunto de personas que estarán encargadas del servicio fotográfico de tu boda. Esta te preparará para que te sientas más tranquilo durante tu celebración y en mayor confianza con el fotógrafo.

7.      Practicar poses y sonrisas con la pareja

 

Tu pareja será esencial el día de la boda y a tu lado dará luz a cada una de las fotografías.

Esta es una razón para la que debes practicar de su mano y juntos idear las mejores poses y sonrisas que tengan para obsequiarle al mundo y cada una de los invitados y personas especiales que los acompañarán ese día.

Unos versos del poema Bolero del escritor argentino Julio Cortázar expresan: “Siempre fuiste mi espejo/ Quiero decir que para verme tenía que mirarte”, así que deja que la mujer que tanto amas sea tu mejor espejo tal como ya lo ha sido en muchas ocasiones. Que sea quien te ayude a saber cuáles pueden ser tus mejores miradas, posturas, gestos y sonrisas.

Si practican ante la cámara y se ayudan a ver cuáles son los detalles que los hacen lucir mejor cuando se toman fotografías, se sentirán más cómodos y se verán mucho más naturales durante el gran día, haciendo una dupla perfecta.

8.      Olvidarse de que existe la cámara

 

Si hay algo que debe notarse en las fotos del día de tu boda y es un factor que indiscutiblemente te hará lucir de lujo es que te veas actuando de forma natural.

Content goes here

Procura que en tus fotos se manifiesten cada uno de los gestos y detalles corporales que caracterizan la esencia de tu personalidad y olvídate de que existe la cámara.

9.      Pedir ayuda al fotógrafo

 

Más que brindar únicamente un servicio, los fotógrafos son los hacedores de la constancia en las que se imprimirán los mejores recuerdos del día de tu boda. Confía en él  y exprésale que deseas verte bien en tus fotos.

No dudes que es la persona más indicada para ayudarte a saber cuáles son tus poses, sonrisas y miradas más favorecedoras.

Disfrutar al máximo de tu gran día es quizás es el mejor truco para salir realmente bien en las fotos de tu boda.