Tanto en el mundo de los negocios, como en nuestra vida cotidiana  es importante que cada individuo se vea y sienta con el mejor aspecto  posible. La imagen juega un papel fundamental, en momentos algo revueltos, como los que vivimos.

En general no se presta mucha atención,  al detalle de la selección de unas gafas que complementen adecuadamente la estructura facial y el tono de la piel, para obtener el mejor resultado.

Queremos dejarte una serie de puntos interesantes, para que aprendas, como puedes sacar mas partido a la fisonomía de tu cara.

  • Rostro ovalado: cualquier tipo de armazón te sentará bien. Puedes experimentar para lograr transmitir el estilo que pretendas.
  • Rostro Redondo: consigue marcos que sean iguales o apenas más anchos que tu cara, con terminación en ángulo o rectangular, que le agregan definición a la estructura de tu cara. Los lentes de sol con una barra superior ayudarán a que tus ojos se vean más altos, haciendo parecer tu rostro más alargado.
  • Rostro Romboidal: si tu frente y mentón son más angostos que los huesos de tus pómulos, escoge gafas ovales, cuadradas con bordes redondeados o sin contorno.
  • Rostro rectangular: marcos de lentes redondos o cuadrados que no se extiendan más que la parte más ancha de la cara serán lo mejor.
  • Rostro triangular: Si tu mandíbula es angosta elige marcos que acentúen la zona de tus ojos, como los que tienen una parte inferior sin contorno o con una línea recta continua en la parte superior o las gafas con forma de ojos felinos.

En cuanto al color, a las personas con una piel oscura les complementa mejor un marco de tono oscuro y los de pieles clarastienen más posibilidades para escoger tonos más claros.