AlgodónEl algodón es un producto textil obtenido de la planta de algodón, y se cree que su uso comenzó en Oriente Próximo y el Valle del Nilo.

Se compone principalmente de celulosa, que le da a los tejidos propiedades únicas de durabilidad, resistencia y absorción, que hacen posible que las prendas conserven su textura por mucho tiempo.

La fibra es utilizada para hacer telas suaves y permeables. Es agradable de llevar y no irrita la piel, además de ser un tejido muy resistente.  La mayoría de los tipos son mate y consiguen brillo por medio de la mercerización, siendo el algodón egipcio el único que tiene un leve brillo. Su textura es suave y cálida, siendo uno de los tejidos más económicos. Otro factor singular es que se conserva bien.

Los productos de algodón son resistentes al lavado ya que las fibras no son sensibles a los álcalis, resisten el lavado fuerte y se pueden frotar sin que presenten problemas. La lejía no tienen acción destructiva, pudiéndose utilizar en las telas confeccionadas en color blanco.

Sus únicos inconvenientes son su capacidad media para conservar el calor corporal y que se arruga con facilidad, aunque combinándolo en los géneros con fibras sintéticas se atenúan estos problemas.

El algodón es utilizado principalmente en la producción de tejidos de telas lavables para confeccionar prendas deportivas, aunque también para camisas, pantalones, calcetines, etc.

En general, se utiliza principalmente combinado con otras fibras sintéticas en la fabricación de franela, chintz, gabardina, palm beach, seersucker o mil rayas, mezclilla y viscosa. Otras aplicaciones son: Mallas para ropas internas y externas, ropas de cama y mesa, toallas,…

Al ser una fibra muy resistente también se utiliza para tejidos pesados como telas de barco, toldos para automóviles, hilos de costura y hasta cinta para maquinas de escribir.