Además de contar con  una curiosa e increíble  Historia,  es junto a la lana de Cachemira o cashemere  y la lana de Vicuña,  una las fibras naturales mas delgadas, sedosas y ligeras extraídas  de un mamífero.

En el siglo XIV se le bautizó como “La Lana de Oro”.

Esta variedad de lana, tiene unas prestaciones envidiables para la industria textil, puesto que es increíblemente ligera y suave, excepcionalmente cómoda, con buen stretch, gran flexibilidad y recubrimiento.

La ondulación natural en la fibra le da fuerza y elasticidad, con excelentes características de hilado. La lana Merino es más limpia y más blanca que otras lanas, facilitando de esta forma las labores de teñido.

Para el mundo de la sastrería y mas concretamente  la masculina, las cualidades naturales que esta fibra ofrece, inició un proceso de inversión dentro de las principales casas italianas fabricantes de Tejidos  de Alta Calidad, hacia la lana Australiana.

Esta apuesta ha creado todo un entorno cultural, social  y económico alrededor de la lana, principalmente destinado a conseguir, la fibra mas delgada y ligera,  para de esta forma conseguir trajes cada mas livianos.

El continuo trabajo de investigación sobre la materia,  ha provocado que una fibra como la lana, destinada a protegernos del frío sea usada en trajes de verano, con unas características únicas para la transpiración del calor y el sudor.

@BereCasillasStore

@BereCasillasStore

El lugar que da nombre a esta Lana es la paradisíaca  isla  de Tasmania,  situada a 240 Km al sureste de Australia, donde dicen se encuentra el aire mas puro del mundo civilizado. Muy conocida por el mas famoso  de sus habitantes, el Sarcophilus harrisii, comúnmente llamado El Demonio o Diablo de Tastamania.

De una belleza paisajística extrema,  casi todo el territorio de este estado Australiano, junto al resto de sus islas, está protegido como Parque Natural y Reserva de la Biosfera.

En 1820 Eliza Furlonge, una empresaria Escocesa, hizo una selección de  las  mejores 100 Ovejas Merino,  que en el siglo XIV el Príncipe Elector de Sajonia  Federico III,  hizo llegar  a territorio Germano desde España, comenzando la  introducción de esta variedad ovina en Territorio Australiano.

Como nota para la curiosidad histórica,  el origen de esta especie nos remonta al siglo XIII,  momento en que la Dinastía de los Benimerines, (Banú Marín)  invaden la provincia de Cádiz,  al sur de España, desde Marruecos. Allí  Instalarían   sus familias y rebaños, introduciendo en el continente una nueva especie de oveja, con unas características  y propiedades desconocidas hasta el momento en aquella época.

Durante el reinado de  Carlos I, esté regaló una selección de las ovejas mas puras de la variedad Merino  a Federico III, por entonces   estos rebaños estaban destinados en exclusiva a vestir a la corona Española.

Mas temas Relacionados:

Conozcamos Los Tejidos: La Lana

Conozcamos Los Tejidos: La Lana de Vicuña

Conozcamos Los Tejidos: La Seda

Conozcamos Los Tejidos: El Lino

Conozcamos Los Tejidos: El Madrás, Lo Más Fresco Para El Calor

Conozcamos Los Tejidos: El Rayón