Corbata Seda Rojo PasiónCuando compramos prendas de vestir es importante elegir cuidadosamente las fibras de las telas con que se han confeccionado, ya que de ello depende su calidad y duración para poder lucirlas con elegancia y en perfectas condiciones.

La seda es una fibra natural de origen animal formada por proteínas. Produce una textura suave y lisa que no es resbaladiza. Es un tejido sensible a la luz solar y su estructura puede debilitarse si se expone mucho al sol. También es especialmente vulnerable a la acción de los insectos, como las polillas, si está sucia, y se vuelve amarillenta por la transpiración. Como puede encogerse al estar húmeda debido a una relajación de su macro-estructura, la seda debería ser pre-lavada antes de elaborar piezas de ropa o bien limpiarse en seco.

Tiene el prestigio de haber sido usada desde el año 3000 antes de Cristo, siendo al principio, un tejido reservado exclusivamente para los miembros de la Familia Imperial China.

Su uso se extendió para ropa de lujo y se la considera como la más importante de las fibras naturales de procedencia animal. La ropa elaborada con éste tejido resulta confortable en climas cálidos y en situaciones de actividad física por su buena absorción. Y también es cómoda durante el tiempo frío, ya que el aire caliente se mantiene cerca de la piel gracias a su baja conductividad.

Puede lavarse, evitando el uso de lejía, y plancharse cuidadosamente ya que se arruga con muchísima facilidad. La limpieza en seco puede reducir el volumen de la gasa hasta un 4%, que se corrige mediante la aplicación de un suave vapor con una rueda de prensa de tela.

Es muy utilizada para confeccionar prendas de vestir como camisas, ropa de alta costura, pijamas, batas, pañuelos, corbatas y ropa interior. También la encontramos formando parte de la trama de tejidos en combinación con otras fibras.