Para tener éxito en tu carrera debes tener en cuenta que la imagen que trasladas es casi tan importante como los resultados.

Al comenzar en un trabajo nuevo tienes la oportunidad de construir tu imagen profesional, presentando la imagen del hombre que te gustaría ser, entregándoles a los otros una razón para creer en ti y confiar en tus habilidades, para que deseen ofrecerte nuevas oportunidades.

Cuida tu aspecto exterior. Procura vestir de acuerdo al cargo que vas a desempeñar y las relaciones que vas a mantener, además de  cuidar tu aseo personal: pelo, barba, etc.

Sé agradecido. Respeta las tradiciones de la empresa mostrando voluntad y gratitud por cada oportunidad, sin importar lo pequeñas que parezcan.
Procura ser agradable y accesible, muestra tu mejor sonrisa y relaciónate con los demás. Esto te permitirá ser buscado por tus aportaciones y tenido en cuenta.

Esfuérzate para vestir tus ideas con un lenguaje seguro y positivo. Proyectarás confianza y sentirán que puedes apoyar sus proyectos con iniciativa y destreza.

Ten claros tus principios rectores. Es bueno tener bien interiorizados cuáles son tus objetivos y los valores que rigen tu vida, esto te permitirá tener un buen discurso para cuando te encuentres con alguien que puede ayudarte a ascender en tu carrera.

Trata de acercarte y pasar tu tiempo con la gente apropiada. Te facilitará conseguir mejores oportunidades.

Cuida la información personal que divulgas, incluso en las redes sociales. Transmitirás confiabilidad, discreción y no temerán que divulgues información confidencial o poco apropiada de otros

Autora: Lola García, Empresaria y Directora de la Escuela de Profesionales, Expertos y Autores