Beckham

Los orígenes de este tipo de cuello, los podemos encontrar en Eton College, la escuela de la realeza británica. Forma parte de su código de uniforme desde mediados del siglo XIX, conocido también como cuello «Club» o cuello «Golf», fue muy popular en las primeras décadas del Siglo XX.

Los hombres que querían ser percibidos como parte de este club exclusivo, lo adoptaron y fue rápidamente imitado por «las masas».

Aunque es muy poco frecuente, en algunos casos especiales se deja ver, entre hombres con buen gusto y refinamiento hacia los detalles.

Podemos clasificarlo también, como parte de la imagen preppy, tendencia que  invade las calles, esta Primavera-Verano 2012.

Es perfecto para rostros delgados pues la delicadeza de las puntas contrarresta la marcada verticalidad de la cara. Por el contrario hombres de rostro redondo deberían evitar este tipo de cuello,  ya que las líneas curvas acentuarán la redondez de sus facciones. Tampoco es adecuado para hombres de cuello largo porque se verá desproporcionadamente pequeño.

Este tipo de cuello es uno de los preferidos para lucir con el típico  alfiler, que sostiene las puntas del cuello y destaca el nudo de la corbata hacia delante. El alfiler también colabora para mantener las puntas del cuello planas.

El estilo tan personal en el uso de esta camisa, provoca que generalmente se haga a medida, puedes solicitarle al camisero o sastre, que le haga un orificio específico para introducir el alfiler, de esta forma no dañas la rigidez del cuello.

Si eres hombre que por necesidad tienes que vestir a diario de traje, te garantizo que aportará una imagen clásica, diferente y única, llamará la atención a tu alrededor y fijarás la mirada de personas, que quizás no te distinguían en otras ocasiones.

¿Qué detalle, es el que más te llama la atención de este tipo de cuello?