Greenpeace que lleva a cabo una campaña mundial contra el uso de materiales tóxicos por parte de las grandes empresas multinacionales del textil, durante este verano, encontró sustancias tóxicas que pueden producir anomalías hormonales en prendas de marcas multinacionales vendidas en todo el mundo. Con presencia en ropa y zapatos para caballero, después de haber denunciado un mes antes, la presencia de estas sustancias en efluentes de establecimientos textiles chinos.

La organización ecologista informó en un comunicado, que halló, en dos tercios de los 78 productos estudiados, recogidos en tiendas de 18 países, nonilfenol etoxilato (NPE), una sustancia prohibida en la Unión Europea y con fuertes restricciones en China.

Li Yifang, jefe de campaña de Greenpeace China expresó: «El uso y vertido de químicos peligrosos es un problema muy extendido y omnipresente y ya no es sólo un problema para los países en desarrollo donde la ropa es fabricada. Dado que se liberan niveles residuales de NPE cuando es lavada, el problema se ha extendido a los países donde su uso está prohibido».

Los residuos de NPE «alteran el desarrollo sexual y afectan al sistema reproductivo», por lo que, incluso en bajas concentraciones, «representan una gran amenaza para el medio ambiente y la salud humana».

Los productos con NPE hallados fueron fabricados y comercializados por catorce marcas líderes en el sector, entre ellas Adidas, Li Ning, H&M y Abercrombie & Fitch

¿Opinión que te merece  este tema?