Sprezzatura es un término acuñado en el siglo XV, definido y explicado por Baldassare di Castiglione en su obra «El Cortesano».

La sprezzatura puede definirse como «la desenvoltura y seguridad propia del caballero que consiste en disimular un sentimiento o actitud con estudiado ejercicio y gracia».

En el libro, el término describe una cualidad fundamental para la elegancia de todo caballero, que reside en no demostrar ninguna afectación, a través de una actitud «sprezzante», una actitud distante.

Es un arte que no parece ser un arte, se debe evitar la afectación practicando un cierto descuido y desdén para no evidenciar el esfuerzo y casi sin tener que pensarlo. El esfuerzo obvio es la antítesis de la gracia.

De esta manera un atuendo proyectado meticulosamente, se verá muy natural y desenvuelto, como parte de tu persona.

Si pones mucha dedicación para seleccionar las prendas de tu conjunto, debes encontrar el toque desenfadado que evite que parezcas muy duro y acartonado y que puede estar en un simple pañuelo o chalina lucida como al descuido o con alguna arruga, en llevar colores que sean de la misma gama no exactamente iguales, etc.

El estilo real es muy personal, auténtico, y se sustenta firmemente en la autoestima, permitiéndole a cualquiera afrontar la vida con un aire de «¿qué me importa?», independientemente del estado de su bolsillo o de lo que piensen los demás.