Los retrosexuales, como ya te hemos comentado, en alguna ocasión,  no pierden de vista los modelos masculinos de tiempos pasados.

Se rigen por un concepto de la elegancia ajustada al macho latino, pero con ciertos aires de modernidad.

Aquí te comentamos ciertas características típicas de su código de comportamiento:

  • Un retrosexual solo llora por su equipo deportivo, aunque la realidad indica que prefiere descargarse con una sarta de improperios o estrellando el mando a distancia. También podría llorar por la pérdida de su mascota predilecta.
  • Un retrosexual no usa productos para la piel o el cabello como si fuera  una mujer.
  • Un retrosexual no se viste según la última tendencia, mas aún  si tiene más allá de los 30.
  • En el armario de un retrosexual se pueden encontrar los trajes de diseñador, los zapatos cómodos y las prendas básicas sin colores vistosos y mayormente oscuros.
  • Un retrosexual sabe como hacer un nudo Windsor cuando usa corbata – y SOLO un nudo Windsor.
  • El único complemento de moda aceptado es el cinturón. Lo demás son demasiados femeninos.
  • No se afeitan muy seguido, no van al gimnasio, no les molesta tener barriguita cervecera   y antes que ir a la peluquería prefieren disfrutar una buena comida.
  • Tener una cicatriz es un motivo de orgullo.
  • Un retrosexual tendrá aficiones que su esposa y madre no entenderán, pero que son esenciales para su masculinidad, por ejemplo: caza, tiro, boxeo, mecánica, etc.
  • Un retrosexual no necesita un contrato, un apretón de manos es suficiente. Él cumplirá siempre su palabra, SALVO que cambien las circunstancias o ante un engaño.

¿Piensas que este comportamiento está trasnochado o sigue vigente?