Cenas de empresa, reuniones familiares, bailes de etiqueta, despedidas del año, la última noche del 2010, cada evento requiere la elegancia del atuendo apropiado y son ocasiones para engalanarse.

Comienzan los preparativos para el cambio de año y las calles están engalanadas de luces y adornos, y los escaparates tienen aires festivos.

Ya hemos comentado en varias ocasiones algunas tendencias de la temporada, hoy te traemos una apuesta más innovadora de cómo evoluciona el estilo del esmoquin para celebraciones.

En esta propuesta, el esmoquin se versiona y se combina de diferentes maneras, refrescándolo de una manera muy novedosa y original para los caballeros, como los de la firma británica Dunhill, con una combinación de pedrería negra y lentejuelas, en diferentes versiones, con motivos geométricos, o con solapas recubiertas con lentejuelas y camisa blanca sin pajarita, ni corbata, acompañado con zapatos en charol.