Las solapas en una americana son para los expertos,  parte fundamental de una gran prenda junto con las mangas.

Según lo que he podido investigar,  proceden de la indumentaria militar. Éstas permitían desabrocharse la guerrera o  casaca sin perder porte, ni elegancia. Los sastres  arrastraron el corte original,  que indicaba el cuello de la chaqueta así como la posición del ojal en el lugar en que se abrochaba originalmente para cerrar completamente la prenda.

En la sastrería más clásica las solapas  suelen ser más perdurables, no fluctúan tanto ante los cambios de tendencia y  tienen un ancho moderado, apropiadas a las proporciones de la persona.

Algunos estudiosos del tema, sostienen que el ancho de la solapa más clásica, debería ser un poco más estrecho que la línea media entre el cuello y la línea del hombro.

Una solapa aporta mucha información sobre una prenda, por ejemplo,  nos dice la edad o antigüedad  de un traje, simplemente acariciando la parte oculta (la zona trasera, que no queda vista) sabremos perfectamente si un traje es de gran calidad o no, si está hecho a mano o cosido a máquina, y sobre todo el nivel de armado interior que dispone la prenda.

Con muesca, en pico, estrechas, redondas, en góndola, los tipos, formas y maneras han marcado cada una de las épocas y tendencias en los trajes tanto masculino como femenino. Ellas han ayudado en gran medida a sastres, modistos y diseñadores a lograr prendas de gran belleza y sofisticación.

Solapa Clásica o con muesca, es la más utilizada en trajes de calle y casual, se caracteriza por su forma en «V». Desde 2008 la tendencia a que ésta sea muy estrecha, ha ganado mucha fuerza entre los usuarios de trajes; una forma de mezclar elegancia con ese toque Vintage. Es fácil de distinguir puesto que es el tipo más habitual de nuestras prendas.

Solapas de pico, destinadas casi siempre a prendas de ceremonia, gran gala, trajes o americanas cruzadas y abrigos. Está considerada la más elegante, luego no es casualidad que sea la usada en frac, esmoquin elegantes y costosos, y el chaqué, amén de la tendencia italiana en prendas más informales usadas para moda nupcial.

Solapas redondas, son de una pieza entera, generalmente, en seda o raso. Se dice que es la más formal y suele ser  frecuente en el esmoquin y trajes de etiqueta. No suele tener uso en prendas de vestir masculinas, aunque es más frecuente verlas en prendas femeninas, incluso para trajes de día.  Su origen  arranca en el esmoquin victoriano.

El diseño y cosido de una solapa no termina simplemente en este breve recorrido por las solapas básicas, en un próximo artículo desarrollaremos las variables que últimamente están haciendo verdadero furor en  prendas masculinas.