Photo: Getty Images

El Barón de Meyer un experto internacional en estilo, dijo en 1930: «Un traje viejo, un sombrero maltrecho, pero una perfecta corbata y un buen cuello: eso hace a un hombre bien vestido».

Como curiosidad de diremos que Thomas Fink y Yong Mao, físicos de la Universidad de Cambridge, han descubierto que existen «85 maneras de anudarse una corbata», aunque  la realidad,  es que se utilizan como mucho 6 u 8  variantes y no aparecen innovaciones importantes.

El famoso y poderoso naviero griego Aristóteles Onassis, creó su propio nudo que se conoce con su nombre.

Es una variación del nudo Tiro a 4 que procede de un club londinense para hombres, este nudo  llamado así en el Siglo XlX, basicamente deja el nudo oculto.

El nudo ONASSIS es un nudo de gran elegancia, muy simple de hacer y tiene la gran particularidad de estropear mucho menos las corbatas, al no tener necesidad de arrugar la zona de la lazada.

Para conseguirlo, al terminar de hacer el nudo se toma la pala ancha y se la dobla hacia  atrás, haciéndola volver por el centro hacia delante, donde cuelga sobre el nudo.

Para una perfecta e impecable terminación del Nudo Onassis,  debes de sujetarlo  con la aguja Onasys,  complemento exclusivo, última creación de la firma de Bere Casillas ( @BereCasillas )  y Fran Castmay ( @FranCastmay ), Yrroba.

Los nudos que se han presentado en la última década son el Pratt o Shelby, de 1997, el Atlántico o Merovingio y el Victoria, que ya te describiremos en próximos posts.

Para que puedas innovar y conseguir un nudo  Onassis realmente sorprendente, te dejamos este video, con una GRAN SORPRESA FINAL.