El pantalón no suele ser el foco de atención del atuendo masculino aunque suele armonizar el conjunto, su función es conducir la vista hacia arriba, a la chaqueta, o hacia abajo, a los zapatos, pero realzando la elegancia de las piernas.

Existe una prenda básica a tener en el fondo de armario para el vestuario informal, es el pantalón de franela, preferiblemente, en color gris, ya que es un color neutro y combina muy bien.

Alguien que vista una chaqueta sport no se equivocará combinándola con un pantalón de franela gris. Esta tela maravillosa está hecha de lana merino y resulta muy confortable en otoño, invierno y primavera. Como su tejido es suave, se arruga menos que otras telas que se utilizan para la confección de pantalones.

Como el traje gris, que se ve fantástico con camisas y corbatas de cualquier color, el pantalón gris, te brinda una buena base para un conjunto armonizado. Puedes combinarlos con todo tipo de zapatos, con jerséis de cuello de cisne o con múltiples tipos de camisas, de esta forma te evitas el típico dilema sobre cómo combinar colores, garantizándote un conjunto estiloso.

El pantalón de franela mantiene la misma elegancia con o sin chaqueta, es sencillo, y gracias a la calidad del tejido, te durará muchas temporadas sin perder su estilo.

Es un básico en tu fondo de armario que nunca te cansarás de usar.