Posteado por Carmen Franco.

Hablamos de complementos y siempre mencionamos sombreros, bufandas, guantes, pajaritas…pero  dejamos en el olvido un complemento que, en mi opinión, es importante cuidar también, el paraguas.

Los días de lluvia llegan en muchas ocasiones de manera imprevisible y tenemos que tener a mano un paraguas, o varios, que vayan acorde a nuestro estilo de vida.

La elegancia no se mide únicamente por la ropa,  sino que hay que dar importancia al juego que  los distintos complementos, como este, pueden aportar a nuestro estilo personal.

El abanico de posibilidades que se nos abre ante la opción de elegir el fondo de un paraguas es muy amplio. Podemos elegir desde cuadros, rayas, lisos…hasta para los más atrevidos, un sinfín de estampados, que no podemos ni imaginar. Es un error caer en la idea de que para los días lluviosos es necesario apuntar por colores oscuros o sobrios, hay una gama más amplia de colores que podrían dar un toque de distinción a tu estilo.

Además de tener una gran posibilidad a la hora de elegir los colores y estampados, puedes variar también en el mango de éste, teniendo como posibilidades desde el clásico gancho hasta llegar a formas irregulares.

Una vez acabado el día de lluvia, puedes plegar tu paraguas y llevarlo al más estilo caballero inglés, mostrando  un toque distinto, novedoso y por supuesto, elegante.

Desempolva tus paraguas porque el tiempo viene anunciando unos días con copio.

¿Que te parecen estas sugerencias?