ColoresCuando se trata de incorporar prendas en nuestro guardarropa debemos prestar mucha atención a los colores, no solamente por la moda de la temporada o la estación climática, sino fundamentalmente por la interacción que tendrán con nuestra complexión física, la elegancia y la armonía del conjunto. Jugar con las combinaciones de los colores de la ropa y los complementos de moda es básico.

Según la tonalidad de nuestra piel, nuestro cabello y nuestros ojos, los colores naturales se distorsionan y hacen lo mismo con nuestro aspecto. Un color adecuado colaborará para armonizar toda tu apariencia.

Los hombres de piel clara y cabello rubio o castaño con ojos claros, lucirán mejor con colores suaves, como el blanco, marfil, beige, azul claro, marrón claro, o azul fuerte. Es mejor evitar los colores llamativos como el amarillo, rojo, rosa o anaranjado, que prevalecerán sobre su imagen.

Los de piel oscura con ojos y pelo oscuros deberían evitar los colores negro, marrón oscuro, azul marino o verde oscuro, y apelar al contraste para llamar la atención. Los colores más apropiados son el blanco, azul pálido, rosa, amarillento, y gris.

Lamentablemente los colores oscuros son difíciles de evitar, ya que son los habituales en la vestuario formal de los caballeros y en los uniformes, pero pueden combinarlos con prendas más claras para ganar luminosidad, como camisas blancas y corbatas en azul pálido.

Los hombres con una tonalidad media de piel, con pelo claro y ojos oscuros, o sea con más contraste propio, no tendrán problemas con los colores. Pueden combinar sus camisas con el color de sus ojos, que les dará un toque muy personal. Sólo conviene evitar los colores que tiendan a fusionarse demasiado con su tono de piel como el verde amarillento, verde oliva, malva, guinda, marrón oscuro o rojo.

Para un cutis cetrino, no es conveniente usar ropa verde oliva o marrón. Los colores más apropiados para este tipo de piel son el beige, azul marino, rosado, morado, negro.