Le pedimos a Miguel Errasti, Presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI), que nos ayudara a trasladar a los profesionales y ejecutivos más jóvenes, qué es importante para tener una buena imagen y ser un hombre exitoso en el mundo empresarial y de los negocios, como es él.

Miguel Errasti, día a día, debe liderar una organización empresarial, negociar con instituciones para favorecer el buen desarrollo y el éxito de las empresas asociadas y buscar el debate, la buena sintonía y la colaboración de personas y empresas relacionadas con las TIC y la tecnología.

Algunos de los rasgos que destacan de su personalidad es que es una persona amable, servicial, buen negociador, defensor de los intereses del colectivo que representa, de carácter fuerte aunque cordial y muy cercano en sus relaciones.

Te invito a leer las reflexiones de Miguel, en ellas encontrarás consejos muy interesantes que te ayudarán a mejorar en tu desarrollo e imagen personal.

¿Cómo te definirías como persona? ¿Y cómo profesional?

Trato de combinar la reflexión constante con la acción. Son dos aspectos que muchas veces resultan contrapuestas. Incluso para muchos son actitudes de natural incompatibles ya que la acción y la reflexión se asocian a biotipos diferentes. Lo cierto es que el profesional debe conciliar ambas fórmulas si quiere progresar y hacerlo con algún margen de éxito.

¿Crees que la forma en la que vistes, influye en tus relaciones profesionales? ¿De qué forma?

El mundo profesional exige una corrección en el vestir que suele tener en la discreción su activo más valorado. Por lo que el profesional no da demasiado margen a la innovación. Incluso se identifica con cierta idea de uniformidad. Las variables introducibles no son demasiadas. Y las escasas particularidades deben estar bien escogidas o pueden causar el efecto indeseable de parecer poco serio.

¿Consideras que cuidar la imagen es importante para los hombres? ¿Y para ti?

La imagen es importante en un conjunto de inputs igualmente significativos que en los primeros minutos dan una orientación sobre la persona. Normalmente el mundo profesional masculino  se examina por defecto, es decir, si no hay nada destacable por estridente la imagen se da por buena.

¿Cuáles son, según tu criterio, los aspectos más importantes para que un hombre proyecte una buena imagen personal?

Difícil. El atractivo no se ciñe siempre a unas mismas normas. Las melenas o la cabeza bien rasurada son opciones que, aunque aparentemente excesivas, pueden ser estéticamente óptimas según la persona.

¿Cómo definirías tu estilo?

No tengo un estilo especialmente rígido o definido. En función del momento opto por uno más tradicional o más casual. Entre los códigos no escritos, en el sector tecnológico, la corbata puede ser poco cercana y conviene que la imagen no sea contraria al estilo del sector, por así decirlo. En cualquier caso suelo huir de lo estridente o excesivo.