Sargón II Foto:Sailko

Publicamos la tercera entrega, sobre los la evolución de los cuidados masculinos en culturas milenarias. Analizando los comportamientos, podremos observar la importancia que la estetica ha tenido siempre para el hombre.

Ya pudiste observar el tratamiento que los Faraones del antiguo Egipto, daban a su estética, incluso lo importante que llegó a ser en la Antigua Grecia, todos los detalles en los cuidados hacia el hombre.

Hoy nos toca Mesopotamia, aunque este periodo de la historia es amplio podríamos cifrarlo entre los años 5600 a 3000 AC

Los caballeros que habitaban el territorio que se encuentra entre los ríos Tigris y Eufrates, en la antigüedad, Asirios, Sumerios y Caldeos dedicaban mucho tiempo y atención al cuidado y la elegancia de sus barbas y peinados, fundamentalmente  en las hermosas ciudades de Nínive y Babilonia.

Los hombres de las clases altas teñían sus barbas con henna y las empolvaban con oro en polvo. Las rizaban con gran habilidad manual,  en formas muy artísticas creando pequeños bucles que ordenaban en tres distintas capas. También les entretejían con hilos y cintas para sumar estilo personal.

Desarrollaron un elaborado sistema de cortes de cabello y peinados que expresaban la clase de trabajo a que se dedicaba cada uno de ellos. Por ejemplo tenían  uno especial para los sacerdotes, los guerreros, los médicos, los legistas y hasta para los esclavos. En contrapartida , no eran muy afectos al aseo,  ya que solo  lavaban sus cabellos ¡una vez al año!

Esta tipica imagen de barbas trenzadas y cintas se nos hace muy familiar reconocerlo en esculturas, grabados y en algunos Film dedicados a las diferentes culturas Mesopotámicas.

Tener una gran estética y poca higiene ¿Que te parece a titulo personal?