Obligatoriamente estoy enamorado de donde vivo.

Esto es un Despertar.

Un rincón único.

El Sacromonte Granadino, en todo el explendor de su belleza.

Puedes imaginar esto hace 1.500 años atrás.

La Naturaleza también crea su especial embrujo.

Es fácil comprender, el orgullo de sentirse Granadino.