La diseñadora Frida Giannini necesitaba una explosión de color para la colección primavera verano 2013, buscando una paleta de colores muy Gucci, nos llevará a la silueta de los sesenta.

Con pantalones  largos, pero sin llegar a los tobillos, Gucci desfiló por la pasarela milanesa, con una colección inspirada en la clásica elegancia posterior a la II Guerra Mundial, incluyendo también trajes con rayas y zapatos mocasín, que perfilan un hombre distinguido, preparado para vivir en su exclusivo estilo de lujo.

Los materiales van desde la lona lavada al punto de algodón, la rafia o el nobuk, mientras que en los accesorios se juega también con el cocodrilo,  propuestas optimistas donde reinan el verde, el azul, el rojo y el amarillo, para un hombre que desde luego no pasará desapercibido.

Para ocasiones algo más informales, el hombre Gucci, que deja ver grandes bolsos de mano para desplazarse de un lugar a otro en la próxima primavera-verano, luce rebecas y se atreve a vestir pantalones con estampados y colores vivos, grandes contrastes que sin duda no están hechos para hombres tímidos o excesivamente clásicos o conservadores.

¿Qué opinas?¿ Te dejarías llevar por esta propuesta arriesgada de colores y contrastes?