Si deseas cuidar tu imagen, algunos son los detalles que deberás atender como: tu alimentación, dietas, ejercicio físico o cuidado personal y emocional, para evitar que arruinen tu elegancia y saber estar. Tómate unos minutos para leer nuestras sugerencias:

  • Cuando fumas, se forman radicales libres en tu cuerpo que son moléculas destructivas que dañan tu ADN, produciendo una piel pálida, sin luminosidad y que se hace más propensa a tener arrugas finas.
  • Cuando bebes, el alcohol que es un diurético, te deshidrata haciendo que las pequeñas arrugas de tu cara se vean mucho más pronunciadas a la mañana siguiente. Otro tema que te puede interesar, si estás tratando de perder algunos kilos, es que te añade varios cientos de calorías a tu ingesta diaria.
  • Tomar diuréticos es desfavorable para la hidratación indispensable de tus células que te dará un cuerpo tonificado y una piel resplandeciente.
  • Ingiriendo un exceso de calorías en tu dieta saboteas el efecto del ejercicio físico que practicas para tener un estilo de vida saludable.
  • Una postura encorvada o desgarbada transmite un mensaje de descuido y falta de confianza en ti mismo, en cambio, una buena postura hace que tus músculos se vean más definidos, firmes y manifiesta autoestima.
  • Afeitarte en seco te produce irritación en la piel, pelos encarnados y granos.
  • Frotarte la cara con las manos provoca arrugas.
  • Exponerse al sol sin protector solar favorece el envejecimiento prematuro y la formación de arrugas, además del riesgo del melanoma.