Los ídolos del fútbol también se ocupan de lucir la elegancia y el glamour, dentro del estadio por su buen juego, y fuera, convirtiéndose en sex-simbol. Siguen la moda atentamente, se ocupan de conocer las nuevas tendencias y frecuentan los desfiles de los mejores diseñadores.

De todos es conocido cómo cuidan su imagen, lo que les hace muy atractivos para las agencias de marketing y de publicidad, que conocen la atención que generan y son buscados para promocionar productos o servicios de sus clientes.

Son deportistas, pero la ropa que llevan y los complementos de moda que utilizan marcan tendencia. Su forma de vestir aparece en imágenes y pantallas de todo el mundo. Como es lógico, cuidan la imagen que desean transmitir y aprovechan su proyección mediática y los ingresos que generan.

david_beckham000x0300x400El británico David Beckham ha sido de los primeros en potenciar su imagen ofreciendo diferentes estilos. Prueba de ello es haberlo visto de formas  muy dispares, desde la elegancia del dandy con traje, hasta las propias de las corrientes punk y rap, y es reconocido como difusor de múltiples tendencias de moda masculina.

Su estilo se basa en la combinación de la elegancia clásica con algo más vanguardista e innovador.

Actualmente está en Milán, una ciudad importante para el fútbol y la moda.

El famoso diseñador italiano, Giorgio Armani, ya lo utilizó para promocionar su línea de ropa interior, así como al portugués Cristiano Ronaldo, y ahora va a por crisitano2Andrei Shevchenko, incluso a por el brasileño del Real Madrid, Kaká, que se destacarán como los nuevos íconos de la moda.

Otro diseñador de ropa masculina, Calvin Klein, también utiliza la imagen de jugadores de fútbol para sus desfiles. Comenzó en el año 2006 contratando al jugador sueco, Freddie Ljungberg, para la publicidad de su línea masculina de ropa interior.

Otro que vio el gran poder de atracción de estas figuras del fútbol y se la jugó en su última colección, haciendo desfilar a varios jugadores sobre la pasarela, fue el diseñador belga, Dirk Bikkembergs, que es el actual propietario del equipo de Amberes que ahora lleva su nombre.