Si quieres pasar el calor del verano con gran estilo y elegancia, puedes recurrir al lino para tus camisas de sport y también de vestir.

El lino es una fibra primordialmente de celulosa que puede absorber con gran facilidad la humedad sin manifestarla nunca a la vista. Las camisas de hilo se caracterizan por su resistencia y resultan muy superiores a las de algodón.

Para evitar que las camisas de lino se arruguen, hoy se mezcla este material con otros como el algodón o la seda, que no consiguen evitar totalmente que las camisas terminen arrugándose, por lo que los verdaderos entusiastas de este tejido siguen prefiriéndolo sin mezcla y ven a las arrugas como parte de su encanto.

Este tejido se elabora uniendo hilos de diferentes grosores, por lo cual su designación debería ser camisas de hilo y no de lino. La calidad del lino determinará el brillo y el confort de la camisa final, y los mejores tejidos se elaboran con los hilos de lino de Batista y Cambray. Lo comprobarás, fácilmente, si observas que el cuello no se torna amarillo con el tiempo.

Las camisas de lino también son muy elegantes si se visten de manera informal por fuera del pantalón. Aunque las encontrarás de manga corta siempre es preferible escoger las de manga larga y sin bolsillos, para remangarlas por debajo del codo.