oveja merina

La Campaña por la Lana llegó a España, con la celebración de la semana internacional de la lana que se realiza para fomentar su consumo, ya que es un tejido más sostenible que las fibras sintéticas.

Ya se ha realizado en Londres, Tokio, Ámsterdam, Berlín y Oslo donde se inició en 2010 y este año se expande internacionalmente.

Entre nubes de lana, gatos de ovillos y espirales de punto, un desfile de Estrella Archs y Ester Angulo, dio la bienvenida al otoño el día 5 de octubre.

La lana es una fibra natural, biodegradable y segura que contiene protección UV y no es fácilmente inflamable. Con ella se elaboran prendas transpirables y a la vez multi-climáticas que reaccionan a los cambios de temperatura del cuerpo, conservando el calor cuando hace frío pero liberándolo cuando hace calor. Lo mismo pasa en el hogar, ya que puede contener el calor reduciendo costes y energía.

ovejas inglesas

Otras de sus ventajas son su fácil cuidado ya que muchas prendas de lana pueden ser lavadas a máquina y secadas en la secadora, y  su duración, resistencia y elegancia, pudiendo ser doblada 20.000 veces sin llegarse a romper y manteniendo la fuerza para volver a su tamaño natural.

La anécdota histórica es que: ¡España regaló la primera oveja merina a Inglaterra! Aquello fue el comienzo de un proceso de expansión y reconocimiento internacional de la raza merina, que ha adquirido un relevante papel dentro de la industria textil gracias a la alta calidad de su lana.

Los representantes anglosajones explicaron las diferencias entre lanas de raza merina que es más fina y apta para tejidos de alta calidad y las de las razas inglesas, que son más indicadas para productos del hogar, alfombras, etc…