George-ClooneyMientras que la chaqueta de traje siempre recomendamos que  sólo se utilice con su respectivo pantalón, la chaqueta de sport juega un papel muy interesante en una  amplia gama de posibilidades y combinaciones, que dan a nuestro armario un juego importante.

Su corte, casi similar a su hermana la americana de traje,  sigue favoreciendo la elegancia en el hombre aunque  permite combinarla en un mayor rango de atuendos para muchas ocasiones.

Cuando hablamos de una chaqueta sport, pensamos en una chaqueta para llevar con o sin corbata, pajarita, pañuelo de bolsillo y  múltiples opciones de  pantalón: comenzando con los clásicos pantalones grises de franela para los amantes de la elegancia inglesa más pura, hasta terminar por sus infinitas posibilidades con vaqueros y pantalones chinos.

Aunque no es correcto, salvando algunas excepciones, la chaqueta de un traje pudiera ser usada con pantalones de vestir de otro color, con o sin corbata. Estos casos concretos requieren ciertas precauciones. En el aspecto estético, si los colores no combinan adecuadamente se verá incongruente y transmitirá un aspecto bastante descuidado. Además si una de las prendas de un traje se utiliza o limpia con más frecuencia que la otra, se corre el riesgo de que pierdan el color de forma diferenciada, por lo que no podrán seguir utilizándose como conjunto.

Las posibilidades de combinación de una chaqueta sport recorren toda la gama de lo casual. Las telas pueden ir desde la lana en azul marino para el estilo Blazier, al pelo de camello, cashemere,  panas,  cuadros Madrás, gales, patas de gallo o la incorporación del algodón con todas sus variables.

Pueden tener botones de hueso, asta, plástico o metálicos en bronce o níquel. Los bolsillos abarcan desde los clásicos de los trajes con o sin tapetas, a los de parche.americana-sport

En general su corte permite más libertad de movimientos, es una prenda apta para todas las ocasiones, siempre que nuestro deseo sea dar un toque de hombre cuidado en detalles, mezclando elegancia, modernidad y cierto aire deportivo,  mientras que el traje ha sido catalogado como poco práctico para muchas actividades.

Debemos recordar que la chaqueta de sport es una prenda intermedia entre el traje y la ropa informal, aunque en el centro y norte de Europa está totalmente aceptada como prenda de vestir también en ambientes y lugares formales.