El debate se ha introducido en la calle y en los foros de moda y protocolo: ¿Los diputados deberían estar obligados a llevar corbata en pleno verano?

En  «El arte de ponerse la corbata de mil y una maneras», publicado en 1827 se lee: «La corbata no sólo es útil contra los resfriados, tortícolis, fluxiones, dolor de muelas y otras gracietas por este estilo, sino que es además una parte esencial y precisa del vestido».

La corbata se convirtió en el elemento distintivo de quienes tenían capacidad de decisión pública, que invitaba a admirar a su portador.

Richard Nixon, que fuera presidente de Estados Unidos, declaraba «Yo llevo chaqueta y corbata siempre. Soy así. Trabajo en chaqueta y corbata y, lo crea o no, cuando estoy escribiendo un discurso o trabajando en un libro o dictando, siempre llevo chaqueta y corbata. Incluso cuando estoy solo».

En Japón, donde suelen ser extremadamente rigurosos con la formalidad, actualmente se admiten en verano las camisas hawaianas y el Gobierno acepta las mangas cortas.

Cambiando de continente, los Presidentes hispanoamericanos son, en su mayor parte, resistentes a la corbata.

En Europa, la relajación en el vestuario ha dado lugar a intentos para recobrar la antigua elegancia de los parlamentos, sin mayores logros.

La realidad es que a los políticos se les está volviendo un problema, se ve a la corbata como un signo de distinción, y distinguirse supone alejarse del pueblo, por lo que en los mítines suele estar ausente.

En España, recientemente, en el Congreso de los Diputados, por un lado se apelaba al decoro y el respeto a la institución; por el otro, al ahorro energético. El Presidente de la Cámara, José Bono, agradecía la disciplina del vestido en el hemiciclo, mientras el Ministro de Industria, Miguel Sebastián, comentaba que esta polémica es buena y propicia el debate sobre el ahorro energético.

Según Rafael Hernando del Partido Popular, «Lo importante es lo que dices, lo que votas, no el uniforme que lleva uno».

Como verás la polémica está servida, y como casi todos los veranos, la corbata vuelve a ser la protagonista de muchos debates ¿Y a ti, qué te parece?